Mes: septiembre 2013

El Pecado Original

Instituto Diocesano de Teología “Antropología Teológica” P. Luis Escudero Julio Refugio G. Fernández Rangel 4 de Abril de 2009   EL PECADO ORIGINAL – SÍNTESIS INTRODUCCION              La doctrina del Pecado Original ha presentado dificultades para entenderse a lo largo de la historia.  Al observar …

Read More

LA MUJER EN LA IGLESIA. M. DELBREL.

A mis hermanos Sacerdotes en vísperas de ejercicios.   Me ha impresionado, siempre, un dato en extremo llamativo: el número de franceses que han llegado a la fe viniendo desde una “ateísmo prefecto”. Creo que llenaría esta entrega si hubiese de enumerarlos. Muchos de ellos son de la talla de G. Marcel o de P. Claudel, P. Valéry o Ch. Péguy, en fin, un número impresionante y de extrema calidad como Leon Bloy o J. Guiton. A. Frossard o J. P. Jossua que avanzó desde el ateísmo perfecto hasta el noviciado dominico de Lyon y terminó como profesor de Teología. ¿Cómo es posible tal cambio de rumbo? Nos solo fueron hombres; también fueron muchas las mujeres que desanduvieron un camino para comenzar el camino de la fe. Ahora me ocupo de una de ellas, sobre todo porque andan inquietudes sobre la función de la mujer en la iglesia. En este caso se trata de una mujer, pues, de Madeleine Delbrel. Nació el 24 de octubre de 1904 en Mussidan, pequeña ciudad de Francia. Fue hija única de una familia de la pequeña burguesía. Heredó de su padre el dinamismo, el sentido de la organización y el don de la comunicación; y de su madre, la sensibilidad, la firmeza y el encanto cautivador. Las consecuencias desastrosas de la primera guerra mundial la llevaron a dudar de la existencia de Dios....

Read More

Buenos Administradores.

El  que es de fiar en lo poco también en lo importante es de fiar.  Debes saber de dónde te viene la existencia, el aliento, la inteligencia y lo que en ti hay de más precio; el conocimiento de Dios; de dónde viene la esperanza del reino de los cielos y la de contemplar, un día, su gloria que hoy ves de manera oscura, como en un espejo, pero que mañana verás en toda su pureza y esplendor. ¿De dónde viene que seas hijo de Dios, heredero con Cristo y, me atrevo a decir, que tú mismo seas un dios? ¿De dónde te viene todo esto y por quién? Y hablando de cosas menos importantes, de las que se ven: ¿quién te ha dado la posibilidad de ver la belleza del cielo, el recorrido del sol, el ciclo de la luna, las innumerables estrellas y, en todo eso, la armonía y el orden que las conduce? ¿Quién te ha dado la lluvia, los frutos, las artes, las leyes, la ciudad, una vida civilizada, unas relaciones familiares con tus semejantes? ¿No es aquel que, antes que todas las cosas y a cambio de todos esos dones, te pide amar a los hombres? Si él, nuestro Dios y nuestro Señor, no se avergüenza de ser llamado nuestro Padre, ¿vamos nosotros a renegar de nuestros hermanos? No, hermanos y amigos míos, no...

Read More

Oración al Espíritu Santo.

  “Oh! amor del eterno Dios,  comunicación sagrada  entre el Padre omnipotente y su Hijo bendito, Paráclito todopoderoso, más Consolador misericordiosísimo de los afligidos, penetra  hasta lo más profundo de mi corazón con tu poderosa virtud; ilumina con tu luz  radiante todos los rincones oscuros de esta despreciable habitación que es mi alma. Visítala, hazla fructificar con la abundancia de tu rocío, todo lo que éste largo período de sequía ha marchitado y sofocado.  Traspasa con el dardo de tu amor, la profundidad de mi alma; penetra  hasta el núcleo de mi  enervado corazón e inflámalo con tu saludable fuego; fortalece a tu creatura iluminando con la luz de tu santo fervor lo más profundo de mi mente y de mi corazón. Cada vez que vienes a mi alma,  preparas en ella una morada para el Padre y el Hijo. Bendito aquel que es digno de tenerte a Ti como huésped! Por ti el Padre y el Hijo establecen su morada en él.  Ven entonces, benigno Consolador de las almas que sufren, protector en todas las circunstancias y ayuda en  las tribulaciones. Ven, Purificador de las faltas, Sanador de las heridas. Ven, fortaleza de la debilidad, Restaurador  de los que caen! Ven, Maestro de los humildes, Rechazador de los orgullosos!  Ven, Oh! Padre amoroso de los huérfanos, Juez misericordioso de las viudas! Ven, esperanza del  pobre,  fuerza del débiles!...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 123 suscriptores

Santoral

La Fiesta de hoy es
Nuestra Señora de Guadalupe