Mes: diciembre 2013

El amor basta

  EL AMOR BASTA. Noche Vieja. Estamos, aquí, reunidos en esta noche última del año; somos un año más viejos ahora, y nos acercamos más y más al desenlace de la trama de nuestra vida. Estamos, sin embargo, en nuestra Iglesia, en este pequeño y acogedor templecito, – que, tal vez, hacía mucho  no  visitábamos -, y hemos venido a dar gracias a Dios.  Otros han decidido despedir y recibir Año en un salón de fiesta. Éste, es también  un momento de esperanza porque estamos a punto de iniciar un Año Nuevo más. En esta noche y en este lugar, importa más, lo que cada uno piense y sienta en su corazón, que aquello que yo pudiera decir. Tal vez no sepamos formular nuestros pensamientos, pero nuestro sentimiento religioso nos mueve a descubrir las huellas de la presencia de Dios en los acontecimientos, pequeños y grandes, que van tejiendo eso que llamamos vida nuestra. Y la pregunta, sencilla e inquietante, emerge en silencio de esta noche, ¿qué es el hombre? Puede que el mundo con su ruido y su prisa nos arrolle como una ola gigante, puede que con su estridencia y agresividad, la vida moderna no nos deje tiempo para nosotros mismos y nos impida igualmente dar el tiempo necesario a los que nos debemos, a los nuestros. Vivimos tan aprisa, la vida moderna es tan exigente; la...

Read More

El ejemplo de Nazaret

De las Alocuciones del papa Pablo sexto (Alocución en Nazaret, 5 de enero de 1964) EL EJEMPLO DE NAZARET Nazaret es la escuela donde empieza a entenderse la vida de Jesús, es la escuela donde se inicia el conocimiento de su Evangelio. Aquí aprendemos a observar, a escuchar, a meditar, a penetrar en el sentido profundo y misterioso de esta sencilla, humilde y encantadora manifestación del Hijo de Dios entre los hombres. Aquí se aprende incluso, quizá de una manera casi insensible, a imitar esta vida. Aquí se nos revela el método que nos hará descubrir quién es Cristo. Aquí comprendemos la importancia que tiene el ambiente que rodeó su vida durante su estancia entre nosotros, y lo necesario que es el conocimiento de los lugares, los tiempos, las costumbres, el lenguaje, las prácticas religiosas, en una palabra, de todo aquello de lo que Jesús se sirvió para revelarse al mundo. Aquí todo habla, todo tiene un sentido. Aquí, en esta escuela, comprendemos la necesidad de una disciplina espiritual si queremos seguir las enseñanzas del Evangelio y ser discípulos de Cristo. ¡Cómo quisiéramos ser otra vez niños y volver a esta humilde pero sublime escuela de Nazaret! ¡Cómo quisiéramos volver a empezar, junto a María, nuestra iniciación a la verdadera ciencia de la vida y a la más alta sabiduría de la verdad divina! Pero estamos aquí como peregrinos...

Read More

Hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador.

(San Gregorio de Nisa. 335?-394)  Hermanos, advertidos del milagro, vayamos como Moisés a ver esta cosa extraordinaria: en María, la zarza ardiendo no se consume; la Virgen da a luz sin sufrir menoscabo. Con esta buena nueva, hermanos, vayamos a Belén a fin de contemplar el misterio del pesebre: un niño recién nacido envuelto en pañales descansa en un establo. Virgen después del parto, la Madre incorruptible abraza a su Hijo. Repitamos con los pastores las palabras del profeta: Lo que habíamos oído lo hemos visto en la ciudad de nuestro Dios.  Pero, ¿por qué el Señor busca refugio en esta cueva de Belén? ¿Por qué dor4mir en un establo? ¿Por qué mezclarse con los del censo de Israel? Hermanos, el que trae la liberación al mundo viene a nacer en nuestra esclavitud de muerte. Viene a nacer en esta cueva para mostrarse a los hombres inmersos en tinieblas y sombras de muerte. Está acostado en un establo porque él es aquél que hace crecer la hierba para el ganado, es el Pan de vida que alimenta al hombre con un alimento espiritual para que también viva en el Espíritu. ¿ES que hay una fiesta más dichosa que la de hoy? Cristo, el Sol de justicia, viene a iluminar nuestra noche. Se levanta lo que estaba caído, el que estaba vencido es liberado, el que estaba muerto vuelve a...

Read More

Mirad, la Virgen está encinta

Beato Guerrico de Igny. Ca. 1080-1157)  Dijo el Señor a Acaz: «Pide una señal». Respondió Acaz: «No la pido, no quiero tentar al Señor» Pues bien, nosotros acogemos este signo rechazado con fe y un respeto lleno de amor. Reconocemos que el hijo concebido por la Virgen es para nosotros signo de perdón y de libertad en las profundidades del abismo y signo de esperanza, de exultación y de gloria en lo más alto de los cielos.  Sí, esta Madre virginal que concibe y da a luz es un signo para nosotros: signo de que este hombre concebido y dado a luz es Dios. De entre todos los sufrimientos y desgracias humanas que este Dios se dignó sufrir por nosotros, sin lugar a dudas, creo que el mayor es el hecho de que esta Majestad divina haya soportado ser concebido en el seno de una mujer  y  permanecer encerrado en él durante nueve meses. Durante un tiempo tan largo, la Sabiduría no dice nada, la Omnipotencia no hace nada visible, la Majestad escondida no se revela a través de ningún signo. En la misma cruz, Cristo no se ha mostrado débil. Pero en el seno, es como si no estuviera: su omnipotencia es inoperante, como si no pudiera nada, y el Verbo eterno se esconde bajo el silencio.  ...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 123 suscriptores

Santoral

El Santo de hoy es
San Lucia