Mes: noviembre 2014

Primer Domingo de Adviento.

    “Que el hombre hecho de barro no vuelva a sembrar el terror” Salmo 9B     Este domingo, la iglesia inicia el adviento, un tiempo especial de preparación para la Navidad. Sabiendo que en nuestra sociedad industrial y consumista, este período coincide con el lanzamiento comercial más agresivo del año, el adviento debe ayudarnos a valorar las actitudes trascendentes. Con su mensaje de espera y esperanza, el adviento ha de ayudarnos a afirmarnos como signo alternativo de una sociedad en la que las áreas de la desesperación parecen más extensas que las del hambre y el subdesarrollo. Si la iglesia es capaz de compartir este mensaje, haría un bien muy grande a nuestra sociedad en el contexto actual de desesperanza e incertidumbre.   Adventus designaba, en el mundo latino, el estado de ánimo ante la visita inminente del emperador. De ahí toma la liturgia la palabra para recordar que siempre es adviento. Adviento es mirar al futuro; nuestro Dios es el Dios del futuro, el “Dios del venir”, (J.R. Jiménez). El Dios de las promesas. Adviento es aguardar al que viene: el que está viniendo, el que está cerca, el que está en medio de nosotros; el que vino ya. Adviento es la esperanza, las esperanzas de todos los hombres del mundo. Nuestra esperanza de creyentes se cifra en un nombre: Jesucristo.   Los tiempos no son...

Read More

I Domingo de Adviento B.

  Is. 63,16-17.19;64, 2-7; Salmo 79; Cor. 1,3-9; Mc. 13,33-37   Querido hermano: comenzamos un ciclo más en la Liturgia, y lo aceptamos como un don de Dios para su pueblo. De nuevo, Dios queriendo, compartiré contigo algunos puntos sobre la liturgia de la Palabra de cada domingo. Comienzo por ofrecerte los puntos siguientes:   Espiritualidad del Adviento.   Con la liturgia del adviento, la comunidad cristiana está llamada a vivir determinadas actitudes esenciales a la expresión evangélica de la vida: la vigilante y gozosa espera, la esperanza, la conversión.   La actitud de espera caracteriza a la iglesia y al cristiano, ya que el Dios de la revelación es el Dios de la promesa, que en Cristo ha mostrado su absoluta fidelidad al hombre (cf. 2Cor. 1,20). Durante el adviento la iglesia no se pone al lado de los hebreos que esperaban al Mesías prometido, sino que vive la espera de Israel en niveles de realidad y de definitiva manifestación de esta realidad, que es Cristo. Ahora vemos “como en un espejo”, pero llegará el día en que “veremos cara a cara” (1Cor. 13,12). La iglesia vive esta espera en actitud vigilante y gozosa. Por eso clama: “Maranatha: Ven, Señor Jesús”. (Ap. 22,17.20)   El adviento celebra, pues, al “Dios de la esperanza” (Rom. 15,13) y vive la gozosa esperanza (cf. Rom. 8, 24-25). El cántico que desde...

Read More

Ateísmo Militante.

  Un grupo de lectura formado por médicos del Hospital Ángeles, me invitó a dar una charla; el culpable fue el doctor López Vitoláss. Lo único que quedó claro es que eso de conferencias tampoco es mi fuerte. Así que no me queda más que pedir disculpas. El tema que se propuso fue: ¿Podemos creer hoy? Buscando material para el tema encontré entre en el caos que es mi biblioteca, un artículo aparecido nada menos que en Forbes, (10.08,07), escrito por Paul Johnson, con el sugestivo título «Militant Atheism and God». Me pareció que la simple lectura de este artículo sería suficiente. Era el mismo tema propuesto, pero visto desde el otro lado P. Johnson está en la línea de los gandes historiadores británicos, al estilo de A. Toynbee. Inglés, de la Universidad de Oxford, católico practicante, ofrece un testimonio personal del ambiente cultural de nuestro tiempo. ¿Coincidencias? El Dr. López Vitoláss, momentos antes de iniciar, me hizo el favor de obsequiarme un libro, «La historia de los judíos», de unas buenas 950 páginas, precisamente de P. Johnson, el mismo autor que yo llevaba como caballo de batalla. En el prólogo, el autor, explicando el por qué ha emprendido semejante obra, dice algo muy importante: “finalmente el libro me ha ofrecido la oportunidad de considerar objetivamente, a la luz de un estudio que abarca casi 4,000 años, el más...

Read More

DOMINGO FESTIVIDAD DE NTRO. SEÑOR JESUCRISTO. REY DEL UNIVERSO.

  Ez.34,11-12. 15-17; Sal.22; 1Cor. 15,20-26.28; Ev. Mt. 25,31-46   ……, en cuanto a ti, rebaño mío, he aquí que yo voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carneros y cabrones….!   Importancia de Dios, importancia del hombre, importancia de la historia y del cosmos, son los tres temas de la celebración de Cristo, Rey del Universo. Y también la ocasión para celebrar la soberanía indiscutible de Dios no en la lejanía, sino en la proximidad del hombre y de su historia. Escribía San Agustín en sus confesiones: «Tú estabas dentro de mí y yo estaba afuera y te buscaba aquí arrojándome impuramente sobre estas cosas bellas que son creaturas tuyas. Tú estabas conmigo, pero yo no estaba contigo; me entretenía alejado de ti en las creaturas que sin ti ni siquiera existirían. Tú me has llamado y gritado hasta romper mi sordera. Tú eres relámpago y has hecho resplandecer tu luz para alejarme de mi ceguera. Me has tocado y ardo en el deseo de tu paz». Sí, él reina en nuestro corazón; y de ahí, debe brotar para reinar también en el mundo, según la homilía de Orígenes. Sí, llegamos al final del Año Litúrgico con la visión esplendorosa del final de la historia: Digno es el Cordero que fue inmolado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza y el honor. A Él...

Read More

Rebelarse o morir.

Que así titula J. Ramos su artículo aparecido en este medio. Pero existe una pregunta anterior: rebelarse, ¿contra quién; o mejor, contra qué, exactamente? Y, morir ¿para qué y por quién? Cierto, muchas veces es preferible cualquiera otra cosa a seguir soportando la supina estupidez y la gran mentira. El dato que da Jorge Ramos, según el cual, en México, de diciembre  del 2012 a septiembre de 2014, la suma total de asesinatos asciende a  34, 892, es estremecedor, parece increíble. ¿Cómo hemos llegado a este punto? ¿Podemos hablar de un país en paz, atractivo, que invita a la visita? México ya no es el paraíso. ¿Cómo puede seguir funcionando este país? Porque funciona. Pero funciona a la venta. China ha comprado Argentina. Ahora, tenemos que convencerlo que compre México. Bueno, sus materias primas. Los mexicanos, que se maten entre ellos, over nothing. Que la política siga siendo, antes que vocación y servicio, modus vivendi, enriquecimiento, sed de poder, corrupción, despilfarro de dinero al infinito. ¿Hemos pensado, los mexicanos, a cuánto asciende el gasto destinado a enfrentar la inseguridad? El dato existe; yo  no lo conozco; pero, como todo en México, ha de ser estratosférico. E inútil. En el muy poco probable caso de que ese dinero su pudiese destinar a otros fines más humanitarios, y que los hombres, hechos de polvo, dejaran de sembrar el terror, cuántas cosas...

Read More
  • 1
  • 2

Suscríbete por correo

Únete a otros 117 suscriptores

Santoral

El Santo de hoy es
San Lucas