Mes: abril 2015

V Domingo de Pascua B.

V Domingo de Pascua B. Hech. 9,26-31; Sal 21; IJn. 3,18-24; Jn. 15,1-8.   Oración opcional. Oh Dios, que nos haz injertado en Cristo como sarmientos en la vida verdadera, concédenos tu Espíritu, para que, amándonos unos a otros con un amor sincero, seamos primicias de una humanidad nueva y demos frutos de santidad y de paz. Por NSJ…   Hech. 9,26-31. El Precio de la Paz – La vocación apostólica de Pablo no depende ni de los 12 apóstoles ni de la comunidad de Jerusalén, sino que tiene su origen únicamente en Dios. No obstante permanecer atento para no separase de la Iglesia Madre, el Apóstol, conserva su propia originalidad. EL evangelista Lucas, preocupado sobretodo de mostrar la unidad orgánica de la misión de la Iglesia atenúa las discusiones, con una descripción entusiasta de la unidad y de progreso de la evangelización. La unidad jamás es perfecta, y sin embargo el evangelio no puede difundirse si sus portavoces no están profundamente unidos entre ellos en la Iglesia; ésta, sin embargo, debe reconocer la acción del Espíritu en cada uno de sus miembros.   Sal 21. Leemos este domingo un fragmento del Salmo 21, vv. 26-32. Es un salmo muy conocido porque Jesús en la cruz pronuncia el inicio de este salmo: “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?, a pesar de mis gritos, mi oración no...

Read More

¡SERÉIS DICHOSOS…!

¡SERÉIS DICHOSOS…!   El 30 de enero de 1948, Gandhi moría asesinado por el fanatismo religioso. Un musulmán lo asesinó. Su vida interior, desarrollada mediante el ayuno y la oración, fue un proceso ascendente, un desprendimiento continuo de sí mismo, de pobreza hasta llegar, incluso, al voto de castidad conyugal. De esa debilidad radical brotó su fuerza. Indiscutiblemente, poseía una acendrada espiritualidad.   El Sermón de la Montaña fue el libro de meditación toda su vida. Cristo me subyuga, decía, los cristianos, no. Y es que en el centro del mensaje de Jesús está la no violencia; la necesidad de aprender a perdonar, la humildad, la confianza, la pobreza como actitud que hacen de la persona un ser pacífico. B. Häring dice que, “quien medita estas palabras de Jesús y sabe interpretar los signos del tiempo, echará de ver cómo en la bienaventuranza de los que trabajan por la paz se entremezclan e iluminan todas las otras bienaventuranzas de Jesús. La llamada de Cristo a la conversión adquiere un sentido y alcance totalmente nuevos, cuando las bienaventuranzas se aplican a las cuestiones de la paz. Los investigadores más destacados de la paz coinciden en que es necesaria una mentalidad completamente nueva y un cambio radical en la manera de pensar de cara al amor de Cristo a los enemigos. «Para mí el peligro decisivo para la paz no está...

Read More

IV Domingo Pascua B.

IV DOMINGO DE PASCUA. B Hch. 4,8-12; Sal. 117; 1Jn. 3,1-2; Jn. 10,11-18   Oración opcional. Oh Dios, Creador y Padre, que haces resplandecer la gloria del Señor Resucitado cuando en su nombre es sanada la enfermedad de la condición humana, reúne a los hombres dispersos en la unidad de una sola familia para que unidos a Cristo, Buen Pastor, gusten la alegría de ser hijos tuyos. Por NSJ…   Hech. 4,8-12. El poder del nombre de Jesús – A través de Pedro y los Apóstoles se prolongan las acciones y el destino de Jesús: los mismos milagros y las mismas acusaciones ante el tribunal, la misma liberación como obra del Padre. Es la prueba que Jesús está vivo y que los últimos tiempos han comenzado. Refiriéndose a la profecía de Joel (3,5), Pedro inaugura la predicación del nombre de Jesús: Creer en su nombre quiere decir creer que su victoria sobre la muerte y sobre el pecado continúan también hoy; ser bautizados en su nombre significa colaborar en la salvación ofrecida a todo hombre; pronunciar su nombre significa que él está siempre cerca de nosotros.   Sal. 117. Remito al II Domingo de Pascua.   1Jn. 3,1-2. Verdaderos hijos de Dios – Como la resurrección de Cristo no es una cosa evidente para todos, sino sólo para el que cree, así, la vida nueva del cristiano no es...

Read More

EL CABO C. MÁRQUEZ

EL CABO C. MÁRQUEZ   El periodismo me ayudó a escribir. (Gabo)   Recuerdos tenemos de la infancia ya lejana; recuerdos que nos regresan hasta la “dichosa edad de la inocencia”. Con ellos se fue tejiendo la esencia de la vida y, a la postre, todo se convirtió en sustancia vital pues el hombre es relación, encuentro, memoria. Y fantasía. Conviene, a veces, abandonar la realidad que sabemos ingrata y sombría, hecha de ambiciones y riñas, de ambiciones desmedidas y funestas, y dejar volar la imaginación a otro mundo ya ido y lejano, bello, con la belleza de la sencillez y dominado por la felicidad simple del vivir. Después de todo, las cosas no son como fueron sino como las recordamos, dijo el Gabo. Dichosa facultad de la memoria, de la imaginación y la fantasía; bastan ellas para crear un mundo mejor que el nuestro.   Toda vida, dice Rubén Marín, es importante para quien tenga los ojos abiertos al espléndido fenómeno que es el hombre y su alma. En efecto, las vidas pasadas, la del príncipe y la del mendigo, por igual la del pícaro y la del santo, son comunes en cuanto a que cumplieron ya el afán trabajoso y difícil de ser. Las vidas inéditas, escondidas, humildes, guardan un secreto encanto y tienen su importancia. Las vidas demasiado ilustres, de tan sobadas, manoseadas y olisqueadas, llegan...

Read More

III Domingo de Pascua B.

Tercer Domingo de Pascua. B. Hech. 3,13-15.17-19; Sal. 4; IJn. 2,1-5; Lc. 24, 35-48.   Oración opcional. Oh Padre, que en la muerte gloriosa de tu Hijo, víctima de expiación por nuestros pecados, haz puesto el fundamento de la reconciliación y de la paz, abre nuestro corazón a una verdadera conversión y haz de nosotros testigos de la humanidad nueva, pacificada en tu amor. Por NSJ…   Síntesis. Hech. 3,13-15.17-19. Del milagro al sacramento – Pedro ha realizado un milagro: ha curado un paralítico que pedía limosna en la puerta del Templo. Es la prueba de que Jesús no está muerto, y que prosigue de un modo nuevo su obra restauradora de la humanidad (v.12). Él ha resucitado, y los apóstoles son testigos de ello. Por lo tanto, es posible todavía, para aquellos que no han reconocido al Mesías cuando estaba en medio de ellos abiertamente, reconocerlo ahora y convertirse; hecho que prolonga su acción de renovación del mundo mediante el testimonio de sus fieles.   El salmo 4 es una súplica en la que domina el tema de la confianza; lo rezamos a diario para terminar nuestro día y entregarnos al descanso en el oficio de Completas. Es una experiencia espiritual que se expresa en símbolos de paz, luz, anchura, alegría, sueño tranquilo, que tanta falta nos hace. En suma, es la confianza en el Padre que nos...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 123 suscriptores

Santoral

El Santo de hoy es
San Lucia