Mes: Agosto 2015

El malestar de la cultura….

 El malestar de la cultura….   Todas las fallas humanas/ las expía la humanidad. (Goethe).                    “Vivimos tiempos de opacidad cultural”, ha escrito el eminente sociólogo español J. M. Mardones (q.p.d.). En esto están de acuerdo los grandes pensadores y profetas de nuestro tiempo, cuyos nombres no quiero citar. El hecho lo intuye, también, el hombre de la calle, el “atleta de la sobrevivencia”; “crisis cultural”, percibida como incertidumbre, hora cero. “El hielo sobre el que caminamos es cada vez más delgado”. (FN). ¿En qué momento se quebrará? Y en la medida en que el discurso político se afirma en negarlo, el peligro aumenta. Hambre, violencia, devaluación, estancamiento, carestía.   Pero los problemas no dejan de serlo por el hecho de que se generalicen; mal de muchos consuelo de tontos. Por eso conviene preguntar: ¿en qué consiste la crisis cultural? ¿En qué consiste esta opacidad, que no nos permite comprender lo que nos sucede ni caminar hacia una solución?, se pregunta Mardones. El señalamiento es sutil y escapa casi a todos: señalamos este o aquel problema, sentimos que las cosas no andan bien, notamos la diferencia respecto al antes; antes las cosas eran y se hacían así y la verdad es que ahora no sabemos a ciencia cierta cómo deben ser. Experimentamos esa vaga sensación de inseguridad, de perplejidad. Nadie nos ha dicho que lo que sucede es que...

Read More

XXII Domingo Tiempo Ordinario B.

Domingo XXII de Tiempo Ordinario B Dt 4,1-2.6-8; Sal 14; Sant 1,17-18.21-22.27; Mc 7,1-8.14-15.21-23   Oración opcional. Oh Dios, Padre nuestro, fuente única de todo don perfecto, suscita en nosotros el amor por ti y reaviva nuestra fe, a fin de que se desarrolle en nosotros la semilla del bien y con tu ayuda madure hasta su plenitud. Por NSJ… Síntesis Dt 4,1-2.6-8 – La fe y las obras – Israel ha vivido una historia extraordinaria: los acontecimientos del Éxodo y el código de la alianza lo han marcado de modo indeleble. Pero no se puede vivir sólo de recuerdos. La lectura de hoy advierte que el pueblo no vivirá verdaderamente la alianza y el éxodo sino es mediante un compromiso concreto, en la fidelidad al tiempo presente. La alianza no es para ser comentada, sino vivida. Así para la iglesia, el evangelio y la resurrección deben ser vividos. Todos los días son pascua. Solo así Dios estará cercano a su pueblo. Sal 14 – Al entrar en el templo para una ceremonia litúrgica, el israelita consulta al sacerdote si puede entrar. El sacerdote responde con una lista de mandamientos que el hombre debe cumplir para tener acceso a la presencia de Dios. Este salmo está detrás de las Bienaventuranzas. ¿Quién puede hospedarse en tu tienda, o quién es justo a tus ojos Señor?, son del mismo tenor: bienaventurados...

Read More

PASEO DEL EMPERADOR.

  PASEO DEL EMPERADOR.     En varias ocasiones he subrayado que México tiene notas que le son del todo propias. Con ello me refiero a datos curiosos de su historia tales como ser el único país que ha fusilado a su libertador; que celebra el inicio y no la consumación de la Independencia, (dato psicológicamente muy revelador); que el acta de Independencia se firmó en el Altar Mayor de la Catedral, que luego de su independencia perdió la mayor parte de su territorio; que, siendo entonces, católico al 100%, fue declarado oficialmente ateo. También que el icono de la Reforma y del laicismo mexicanos, D. Benito, fue un hombre profundamente creyente y practicante; Presidente de la república como era, no dejaba su misa diaria, oída con “extrema devoción”, según los biógrafos y, ante el final de la vida, encargó a un canónigo de la catedral, muy su amigo, la educación de su hijo.   Don Porfirio construyó lo que hoy llamamos Monumento a la Revolución, promesa de una nueva era parlamentaria que no llegó a ser realidad, de tal forma, que si no es por el afán constructor del viejo Dictador, quién sabe qué monumento tendría la Revolución. Y quién sabe dónde se reunirían las organizadas y crueles manifestaciones. Dígase lo mismo del pobre Ángel de la independencia. Algo se hubiera hecho porque don Porfirio dejó escuela de...

Read More

XXI Domingo de Tiempo Ordinario B

 Domingo XXI de Tiempo Ordinario B Jos 24,1-2.15-17.18; Sal 33; Ef 5,21-32; Jn 6,55.60-69   La gran decisión. Escándalo de los discípulos y confesión de Pedro (6,60-71)   Oración opcional. Oh Dios, salvación nuestra, que en Cristo tu palabra eterna nos das la revelación plena de tu amor, guía con la luz del Espíritu esta santa asamblea de tu pueblo, para que ninguna palabra humana nos aleje de ti, única fuente de verdad y de vida. Por NSJ…   Jos 24,1-2.15-17.18 – Un pueblo unido en la fe – La asamblea de Siquem marca una nueva fase en el camino del pueblo de Dios. Tribus dispersas de nómadas se reúnen para darse una organización central y ayudarse en caso de necesidad. La raíz de la unidad es la fe común en Yahvé. Cada uno abandona a sus dioses para confesar su fe en el mismo y único Dios. Vocación extraordinaria de este pueblo venido a menos e inicialmente unidos, no por motivos políticos o étnicos, sino únicamente religiosos. Del mismo modo la iglesia reúne a integrantes de diversos grupos políticos y étnicos en torno a la misma fe.   Sal 33 – (Ver domingos anteriores)   Ef 5,21-32 – Por un amor total – El matrimonio del que habla Pablo es el de su época. No podemos juzgarlo con nuestros criterios; sería un anacronismo. Pero la verdad fundamental es...

Read More

Fiesta de la Asunción de María

FIESTA DE LA ASUNCIÓN. Ap. 11,19;12,1-6.10; Salmo 44; 1Co 15,20-27; Lc. 1,39-56 (Las lecturas varían).   Queridos hermanos y hermanas: Nos encontramos reunidos para celebrar una de las más antiguas y amadas fiestas dedicadas a María santísima: la fiesta de su Asunción a la gloria del cielo en cuerpo y alma, es decir, en todo su ser humano, en la integridad de su persona. Así se nos da la gracia de renovar nuestro amor a María, de admirarla y alabarla por las «maravillas» que el Todopoderoso hizo por ella y obró en ella. Contemplarla en este misterio de su vida, nos concede verla como un “modelo activo y eficaz” en nuestro camino, no siempre fácil, de la vida.   Al contemplar a la Virgen Asunta se nos da otra gracia: la de poder ver en profundidad nuestra propia vida, su camino y su meta. Nuestro camino y nuestra vocación. Sí, porque también nuestra existencia diaria, con sus problemas y sus esperanzas, tantas veces rotas, recibe luz de la Madre de Dios, de su camino espiritual, de su destino de gloria: un camino y una meta que pueden y deben llegar a ser, de alguna manera, nuestro mismo camino y nuestra misma meta.   1.- En efecto, queridos hermanos, el Concilio Vaticano II nos ha presentado a la Virgen María como Madre de Dios, y siempre en el misterio de...

Read More
  • 1
  • 2

Suscríbete por correo

Únete a otros 103 suscriptores

Comentarios recientes

Santoral

El Santo de hoy es
San Guillermo