Mes: noviembre 2015

Lucas, el Evangelio de la Misericordia. 4

    Los rasgos de la misericordia.   b) La misericordia se ejerce y esclarece bajo la mirada de Jesús.   Jesús está atento y quiere que nuestra relación esté dominada siempre por la misericordia.   El episodio del encuentro con la pecadora en la casa de Simón, el fariseo, destaca esta verdad. La pecadora conocida públicamente y perdonada por Jesús, ha hecho un acto de fe, de confianza en la persona de Cristo. Reconociendo sus numerosos pecados, porque ha amado mucho, puede entrar sin miedo a la casa de Simón para alejarse, después, en paz. La hoja de ruta (faire-route) de la pecadora está anclada en la esperanza del perdón en Cristo. Ella vence los obstáculos para entrar en la casa de Simón, hace los gestos de confianza y de arrepentimiento y se dispone al perdón que Jesús le da. Todo este trabajo que realiza para acercarse a Jesús no se puede hacer con miedo. La fe guía sus pasos, los gestos y las lágrimas de la pecadora: esta fe la lleva a los pies de Cristo.   En el mismo relato, Lc. insiste sobre la misericordia como revelación. La misericordia nos revela algo sobre nosotros y sobre los demás. Es Jesús mismo quien indica al hombre la naturaleza y la profundidad del pecado. El pecado, como ruptura de amor con Dios y con los hermanos, no puede...

Read More

II Domingo de Adviento. C.

Bar 5,1-9; Sal. 125; Filip 1,4-6. 8-11; Lc. 3,4.6   Oración opcional. Oh! Dios grande en el amor, que llamas a los humildes a la luz gloriosa de tu reino, endereza nuestros corazones para que sigan tus caminos, allana las alturas de nuestra soberbia y prepáranos a celebrar con fe ardiente la venida de nuestro Salvador, Jesucristo tu Hijo. Él es Dios….   Bar 5,1-9.- La valentía de creer.- La esperanza del pueblo de Dios es tan grande que, a veces, solo los poetas pueden expresarla. Este texto de Baruc, lleno de luz, fue escrito, mientras Israel vivía en la opresión, disperso, sin esplendor y sin porvenir político, y tal vez ha cedido a ilusiones engañosas de poder y de revancha.   Pero, el oráculo de Baruc, era sobre todo, y como tal permanece, una espléndida evocación de las maravillas que Dios prepara, porque «todo hombre verá la salvación de Dios» a la hora del encuentro glorioso entre el Salvador y la humanidad, encuentro que Dios tiene la audacia de prometer a sus hijos y que nosotros tenemos el valor de esperar.   Sal. 125.- Cuando cambia la suerte – Es una acción de gracias pensando en el regreso del destierro, del desierto. El versito 4 nos hace pensar que ha sucedido una nueva desgracia y, entonces, hay que recordar con confianza el retorno del destierro, el regreso desde...

Read More

María y el Adviento.

  La aceptación más grande de la historia es el FIAT de María; por Ella, María es la Madre del Dios encarnado. (M. Bretón)   El adviento es tiempo especialmente mariano; la salvación que Dios no ofrece llega a nosotros por el ministerio materno de María. Comparto contigo unas ideas al respecto. La idea me ha nacido por el hermoso sermón de S. Agustín sobre la presencia de María en el misterio de Cristo; agudo y fino sermón que inspira la verdadera devoción a María.  1.- “Así, como el tiempo del Adviento, la Liturgia recuerda frecuentemente a la Santísima Virgen – aparte de la solemnidad del día 8 de diciembre en que se celebran conjuntamente la Inmaculada Concepción de María, la preparación primigenia a la venida del Salvador y el feliz exordio de la iglesia sin mancha ni arruga-, sobre todo en los días feriales del 17 al 24 de diciembre y, más concretamente, el domingo anterior a la Navidad, en que hace resonar antiguas voces proféticas sobre la Virgen Madre y el Mesías, y se leen episodios evangélicos relativos al nacimiento inminente de Cristo y del Precursor”. Así se expresa Pablo VI en el documento trascendental sobre el culto a la Virgen María en la Liturgia. (M.C. 3). En efecto leemos: Ciclo A: “Jesús nacerá de María desposada de José, hijo de David. Mt. 1,18-24; Ciclo B: Concebirás...

Read More

Lucas, el Evangelio de la Misericordia. 3

La originalidad del relato lucano.   Cuando Cristo comienza su enseñanza en Nazareth, toma las palabras del profeta Isaías para «proclamar el año de gracia del Señor» (4,18-19). Este año de gracia es un año de misericordia que se manifestará en su persona y por los gestos y palabras.   1.- Los rasgos de la misericordia.   a) La misericordia restaura la dignidad de hombre y de hijo. La parábola del Hijo pródigo nos habla de la restauración de la dignidad de hombres y de hijos. El hijo es la imagen del hombre de todos los tiempos. Tras haber considerado el pecado desde el punto de vista exterior (la partida, las consecuencias y el fracaso del hijo menor), la parábola interioriza uno de los bienes perdidos: su dignidad de hijo en la casa paterna. La misericordia paterna hará revivir la conciencia de hijo en el camino hacia el Padre que le recordará lo que se jugó en su partida y en su retorno. El drama toca su dignidad humana y su calidad de hijo. «De entrada, él, (el hijo pródigo), sentía instintivamente que más que un trabajador, que esperaba ser, él seguirá siendo hijo. El que ha sido hijo una vez, lo es para siempre. En el momento mismo en que el hijo perdido se reconcilia con sus escombros, él está ya en su casa, en la casa de...

Read More

Instante Eterno.

  Creo en la vida eterna. (Credo de los Apóstoles. s.II)   La vida. “Elige la vida y vivirás”, dice la Escritura santa. Para los que creen, es palabra de Dios; para los que no, es un dicho de sabiduría más de dos mil años viejo. Y es atendible como lo dicho por Séneca o Marco Aurelio, o por cualquiera de los filósofos que han sido. Con todo, ¡qué cosa más amenazada que la vida! Más tenemos la experiencia del final, de la muerte. Por lo demás, tal parece que no amamos la vida. ¡De cuántas maneras la desperdiciamos o, de plano, la tiramos a la basura! El tráfico de armas, de drogas, de personas; la nueva forma de desarrollar la III guerra mundial. El hambre, la enfermedad, la opresión y la mentira. La gran mentira. Si México puede exhibir, miles y miles de vidas segadas en la última década, en aras de la nada, ¿cómo puede subsistir? Elige la vida y vivirás. Quienes amamos la vida somos mayoría, pero no noticia.   Al escribir el presente, pienso en todos, es decir, en los creyentes y en los que no lo son. Unos y otros, por lo demás, están inmersos en el clima del mismo mundo amenazado, dividido, fragmentado, experimentando el inmenso desierto de la soledad negativa; un sociólogo contemporáneo ha podido caracterizar nuestro momento como «la era del...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 117 suscriptores

Santoral

El Santo de hoy es
San Lucas