Mes: noviembre 2015

Lucas, el Evangelio de la Misericordia. 2

    II ¿Quién no conoce la parábola de los dos hijos y el padre misericordioso? Coincidiendo con el año de la misericordia, es oportuno leer este evangelio con esta clave de interpretación. Hay que dejarle la palabra al mismo Evangelista para hacer una lectura temática de su evangelio, tratando de superar la pedantería exegética. Reflexionemos también sobre lo que es la misericordia cuando se utiliza en otros puntos de apoyo, exteriores al evangelio, que la explicitan y confirman. En nuestro contesto, marcado por la violencia global, la guerra, el terrorismo, el narcotráfico, el secuestro, los sepultados anónimos o en las tumbas clandestinas, las mafias, la migración, la corrupción, incluso la falta de un testimonio más claro dentro de los círculos eclesiásticos, hacen más urgente una reflexión sobre la misericordia. En este sentido, la intuición de Papa Francisco es más que oportuna.   Un mar de misericordia. En el orden conceptual, incluso teológico, no es tan fácil captar la realidad existencial que es la misericordia, tanto para Dios como para los hombres. Recorriendo el 3er evangelio, es como descubriremos que las manifestaciones misericordiosas de Dios en Jesucristo, aparecen de múltiples maneras: a.- en los encuentros de Jesús con el paralítico y sus compañeros (Lc.5,17-25): con Zaqueo, hasta hospedarse en su casa (19,1-10); con la pecadora y Simón, en la casa de éste (7,33-50); con el fariseo y el publicano...

Read More

I Domingo de Adviento. C.

Jer.33,14-16; Sal. 24; 1Tes 3,12-4,2;Lc. 21,25-28. 34-36 Nuevo ciclo.- Una conmoción universal, cósmica; un mundo agitado; una catástrofe inminente. Las guerras, las mafias, el hambre, el drama de los refugiados, los centros negativos de poder que oprimen al hombre, un mundo desconcertante y amenazador. Pero la liturgia del Adviento no quiere sumarse a ésta visión perturbadora. Más bien, se sitúa en el punto opuesto. Se trata de huir de la catástrofe, pero, en «la fe», esta fuga no es una carrera loca, un giro precipitado, es, más bien, un camino de salvación. Es ver el caos de la historia desde Dios. Y es, precisamente, a la fe, a una vida de confianza en la Providencia misericordiosa del Padre, a lo que nos invitan las lecturas del período que estamos a punto de comenzar.  Es necesario tener el coraje de creer en la salvación que viene, de creerle a Dios, no solo creer en Dios; a ese Dios «del futuro» que está presente, que está viniendo, que ha venido ya y que vendrá la final para llevar todas las cosas a su plenitud, para «entregar el reino al Padre»; a un Dios incesantemente inclinado hacia nosotros, que realiza grandes cosas por nosotros y nos ofrece la certeza de un encuentro comprometedor, cierto, pero maravilloso, capaz de colmarnos de una inmensa alegría: la alegría que se hace esperanza cierta en el...

Read More

Lucas, el Evangelio de la Misericordia. 1

  La misericordia es el nombre de Dios. (B.XVI).   No es una casualidad que el Año de la Misericordia coincida con la lectura del evangelio de Lucas, – ciclo C – un evangelio dominado por el tema de la misericordia de una manera especial.   Cada evangelio tiene su riqueza propia. El evangelio de Lucas es el evangelio de la misericordia, todos conocemos las hermosas parábolas que hacen brillar de manera esplendorosa la misericordia del Padre.   Creo, por lo tanto, que es oportuno acercarnos al Lc. desde este óptica. Y deseo compartir este intento con mis hermanos; después de todo, todos vivimos de la misericordia, sin ella no podríamos vivir. Frase afortunada la del Papa B.XVI; completa, reza así: ‘La misericordia es el núcleo central del mensaje evangélico, es el nombre mismo de Dios’.   El Dios de nuestra fe, el Dios de la revelación judeo-cristiana, el Dios de nuestro Señor Jesucristo, es el Dios, «rico en misericordia», es el «Padre Misericordioso y Dios de todo consuelo». Solo así resulta inteligible la historia del hombre, la encarnación del Hijo Divino, el misterio de la cruz, la donación del Espíritu Santo, el curso histórico de las naciones. El hombre es miseria, pero Dios es misericordioso, y llama al hombre a la exaltación inefable de la filiación divina: le llama a ser misericordioso, como él lo es. Ésta es,...

Read More

El Otoño en París.

    Dicen los ‘World trooters’ que el otoño en Paris es muy hermoso; de hecho lo es en todas las latitudes donde el clima anestesia la naturaleza y pinta  con fascinantes dorados, amarillos y ocres los álamos, alamillos, y todos esos árboles que no son de verdor perenne. Climas los bastante helados para persuadir a la naturaleza del sueño. El otoño, hoy, en Paris se ha vestido con el color del dolor. Una avalancha de opiniones vertidas por especialistas inunda los medios. ‘Bien resume las reacciones J. F. Hernández  (Mundo raro. El País.17.11.15): ‘Ya lo advertía J. A. Jiménez, todo esto es un mundo raro: la información instantánea de los horrores, las mínimas distancias, los horarios enrevesados, la avalancha de imágenes, el alud de opiniones, la multiplicación de juicios no necesariamente razonados, la denostación por generalización, la solidaridad exponencial, la canción atinada, el miedo globalizado, el silencio implacable, el peso de la historia, todos los errores y los supuestos aciertos, la reprobación aleatoria, las banderas por la cara, las consignas y las etiquetas, los videos de los terroristas, las explicaciones revueltas…’ Pero hay un patrón observado en todos estos sucesos funestos: Ha bastado un puñado de hombres, altamente preparados, totalmente desconocidos e impermeables a los Servicios de Inteligencia,  para provocar el colapso.  Creo fueron 9 individuos; la yihad permite ahora a las mujeres autoinmolarse; una lo ha hecho...

Read More

A los gobernantes (Sab. 6, 1-11)

Sabiduría 6 1 – ¡Escuchen, reyes, y comprendan! ¡Aprendan, jueces de los confines de la tierra! 2 – ¡Presten atención, los que dominan multitudes y están orgullosos de esa muchedumbre de naciones! 3 – Porque el Señor les ha dado el dominio, y el poder lo han recibo del Altísimo: él examinará las obras de ustedes y juzgará sus designios, 4 – Ya que ustedes, siendo ministros de su reino, no han gobernado con rectitud ni han respetado la Ley ni han obrado según la voluntad de Dios. 5 – Él caerá sobre ustedes en forma terrible y repentina, ya que un juicio inexorable espera a los que están arriba. 6 – Al pequeño, por piedad, se le perdona, pero los poderosos serán examinados con rigor. 7 – Porque el Señor de todos no retrocede ante nadie, ni lo intimida la grandeza: él hizo al pequeño y al grande, y cuida de todos por igual, 8 – Pero los poderosos serán severamente examinados. 9 – A ustedes, soberanos, se dirigen mis palabras, para que aprendan la Sabiduría y no incurran en falta; 10 – porque los que observen santamente las leyes santas serán reconocidos como santos, y los que se dejen instruir por ellas, también en ellas encontrarán su defensa. 11 – Deseen, entonces, mis palabras; búsquenlas ardientemente, y serán...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 119 suscriptores

Santoral

La Fiesta de hoy es
Presentacion de la Virgen