Mes: Mayo 2016

X Domingo Ordinario C.

Domingo X de Tiempo Ordinario, C  1 Rey 17,17-24; Sal 29; Gal 1,11-19; Lc 7,11-17 El logo del Año de la misericordia, obra del jesuita Marko I. Rupnik, artista y teólogo de fama mundial, se presenta como un pequeño compendio teológico de la misericordia. Para este año, yo lo he puesto en tamaño grande al lado izquierdo del Altar, como material de apoyo para la lectura de Lucas, este año. En efecto, el logo muestra al Hijo que carga sobre sus hombros al hombre extraviado, al hombre que habita en “el reino de la muerte”. Él ha venido «para iluminar a los que viven en tinieblas y sombras de muerte» (Lc. 1,79). Se aprecia a Cristo que, habiendo descendido “a los infiernos”, al reino de la muerte, emerge llevando en sus hombros al nuevo Adán, a la humanidad rescatada de la muerte. “Bendito sea Dios, padre de nuestro Señor Jesucristo, por su gran misericordia, porque al resucitar a Jesucristo de los muertos, nos concedió renacer a la esperanza de una vida nueva”. (1 Pe. 1,3). También destaca el mismo Pedro, oponiendo el antes y el después de la vida del cristiano: “¿Para qué, si no, se dio la Buena Noticia a los muertos? Para que después de haber recibido en su carne mortal la sentencia común a todos los hombres, viviesen por el Espíritu con la vida de Dios”....

Read More

De panzazo y en El Infierno.

De panzazo y en El Infierno. No es halagüeño el panorama nacional. El coctel que se dispensa en los estados de Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas, es veneno puro.   Algo sencillo y muy preocupante: millones de niños sin clases, unos, sencillamente porque los profesores agremiados se declaran en paro a discreción, otros, porque no tienen modo de acceder a la educación por muy gratuita y laica que sea. Eso es secuestrar el país. “Un país que no asegura la educación no puede aspirar a ningún futuro. La evaluación de los profesores es una tarea básica para la mejora educativa. Solo si crees a fondo en algo –la educación pública– puedes poner toda la carne en el asador para hacerla mejor. Y solo si la conoces a fondo, puedes pedir cuentas a quienes se rompen muchas veces la crisma por defenderla, ha escrito A. Rupérez, de la Complutense. Unido a ello, está el polvorín que es el Politécnico Nacional y, en un momento dado, la UNAM. No importa, sea vía sindicatos. En México, también la educación es un desastre. Evaluar a los docentes es una parte del problema; debemos ver el sistema mismo de la educación, tal como está diseñado. Carece en absoluto de una filosofía, de una idea, de un programa. Tal parece que no está en esta época de la historia. Las mediciones internacionales, lo sabemos, nos han...

Read More

IX DOMINGO ORDINARIO C.

IX DOMINGO ORDINARIO C. 1Re 8,41-43; Sal. 116; Ga 1,1-2.6-20; Lc. 7,1-10   Retomamos la lectura del evangelio de Lucas, el evangelio de la misericordia. En diciembre pasado compartí con ustedes una perspectiva de este evangelio desde “la misericordia”. El lema, lo sabemos, del Año de la Misericordia son las palabras de Lucas: «Sed misericordiosos como vuestro Padre celestial es misericordioso» (Lc. 6,36); estas palabras están en el contexto del «discurso de la llanura»; Lucas prefiere hablar de misericordia que de “perfección”, como lo hace Mateo. Cierto, la única perfección evangélica es el amor. En esta línea podremos leer a lo largo del año, con el favor de Dios, el evangelio de Lucas.   1Re 8,41-43 – El principio de comunión – Las súplicas expresadas por Salomón respecto al templo, deben ser también actitudes de la asamblea cristiana, que es el nuevo templo de Dios. Gozar de privilegios y decidirse a compartirlos; saberse escuchados por Dios y desear que escuche también a los demás; admitir que el extranjero, que el migrante que ora junto a nosotros presente a Dios necesidades diversas a las nuestras, quitar el tabú y las leyes de la segregación, a fin de que todos se sientan como en su casa delante de Dios, porque él es el Dios de todos, que hace bajar la lluvia sobre los justos y los injustos.   Sal. 116 –...

Read More

El Cuerpo y la Sangre de Cristo, C

EL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO, C Gen 14,18-20; Sal 109; 1 Cor 11,23-26; Lc 9,11-17   Memoria, presencia y espera   ¿Qué cosa hay más bella y más íntima, que sentarse a la mesa con los que amamos? Todos tenemos esta experiencia vital en la medida en que todos procedemos de una familia, en la medida en que todos conocemos el don de la amistad. Todos nos hemos sentado a la mesa como amigos alguna vez, y hemos departido y charlado y arreglado muchas cosas. A veces hasta queremos arreglar el mundo. Qué hermoso es ver a los hermanos reunidos entorno a la mesa, reza un salmo. Y la experiencia es todavía más rica si ésta comida sella un acontecimiento de familia presente o también pasado que permanece vivo en el recuerdo. Esto nos ayuda a entender la Eucaristía que rima todos los domingos, pero que éste día, día del Corpus, se celebra en un acentuado clima de fiesta y de alegría.   La iglesia, la comunidad de Jesús, los creyentes, se han reunido siempre, desde que la comunidad existe, hasta que exista, en torno a la mesa para dar cumplimiento al mandato de Jesús: “Hagan esto en memoria mía”. La Iglesia vive de la Eucaristía. La Eucaristía es la fuente y el cúlmen de toda la vida cristiana, lo sabemos bastante bien. En un retiro, que...

Read More

El Sacerdote y el Psicólogo.

El Sacerdote y el Psicólogo. “Un buen médico o psicólogo sabrá orientar hacia un sacerdote y viceversa”, ha escrito Wenceslao Vial, sacerdote, médico y profesor en una universidad romana. Encontré la reseña de un su libro recién editado, “Madurez psicológica y espiritual”, donde trata el tema de la relación de salud entre el cuerpo, el alma y la psique. ¿Es posible diferenciar los problemas psicológicos de las dificultades espirituales? ¿Cómo se alcanza una personalidad madura? ¿Se pueden controlar la ansiedad y el estrés? Son algunas de las preguntas a las que el profesor Vial responde en su libro, escribe el presentador. Este sacerdote y médico asegura que “nuestra inteligencia y voluntad se asientan en el espíritu”. Cuando vivimos de acuerdo con ellas, sin dejarnos arrastrar por impulsos momentáneos, sentimientos o estados de ánimo, “somos más libres y equilibrados”. Asimismo, indica que “gran parte de la madurez consiste en comportarnos según lo que realmente somos y crecer en la dirección de un proyecto de vida hecho propio: es decir, ser buenas personas”. A mi juicio el planteamiento es muy simple, pero se requiere mucho más. Lo demasiado simple huele a superficialidad. En la entrevista destaca ciertos elementos validos: “¿De qué forma el cuidado de la vida espiritual ayuda a la serenidad y al equilibrio de las personas? — Profesor Wenceslao: La dimensión espiritual refuerza la estructura de nuestra personalidad, hace...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 103 suscriptores

Comentarios recientes

Santoral

El Santo de hoy es
San Guillermo