Mes: junio 2016

XIV Domingo Ordinario C

DOMINGO XIV, Tiempo  Ordinario. “C”. Is. 66,10-14; Sal. 65; Gal. 6, 14-18; Lc. 10, 1-12. 17-20 En el evangelio de Lucas, la misión de los setenta y dos discípulos tiene un doble significado. En primer lugar, atestigua que el anuncio del Reino no es obligación solo de los Doce apóstoles; otros misioneros, (cf. Hech.), continuarán su trabajo. Es más, para el judaísmo de aquel tiempo, el número setenta y dos representa la totalidad de los pueblos paganos; no es casualidad que, durante la subida a Jerusalén, Jesús anuncie repetidamente la salvación de los gentiles.   La iglesia es esa parte de la humanidad donde Cristo comienza a encontrar un rostro concreto. El objeto del ministerio apostólico no consiste, por lo tanto, en la búsqueda del propio éxito, sino en preparar a los hombres para el encuentro personal con Cristo. El misionero es solo un precursor; trabaja para Cristo, y su fin es invitar a los hombres a acoger a Cristo, haciéndolo visible a través de la propia vida y de las propias palabras.   Is. 66,10-14 – Obstinación en la esperanza – Los profetas habían prometido a los hebreos fidelidad y seguridad, como la que experimenta el niño en brazos de su madre. Luego del exilio, habría de nacer un pueblo nuevo que experimentaría una confianza completamente nueva en su Dios. Pero el exilio pasó y la vida siguió...

Read More

El Señor es nuestro Dios, y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía. (san Agustín)

De los Sermones de san Agustín, obispo. (Sermón 47, Sobre las ovejas, 1. 2. 3. 6: CCL 41, 572-573. 575-576) EL SEÑOR ES NUESTRO DIOS, Y NOSOTROS SU PUEBLO, EL REBAÑO QUE ÉL GUÍA Las palabras que hemos cantado expresan nuestra convicción de que somos rebaño de Dios: Él es nuestro Dios, creador nuestro. El es nuestro Dios, y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía. Los pastores humanos tienen unas ovejas que no han hecho ellos, apacientan un rebaño que no han creado ellos. En cambio, nuestro Dios y Señor, porque es Dios y creador, se hizo él mismo las ovejas que tiene y apacienta. No fue otro quien las creó y él las apacienta, ni es otro quien apacienta las que él creó. Por tanto, ya que hemos reconocido en este cántico que somos sus ovejas, su pueblo y el rebaño que él guía, oigamos qué es lo que nos dice a nosotros, sus ovejas. Antes hablaba a los pastores, ahora a las ovejas. Por eso nosotros lo escuchábamos, antes, con temor, vosotros, en cambio, seguros. ¿Cómo lo escucharemos en estas palabras de hoy? ¿Quizás al revés, nosotros seguros y vosotros con temor? No, ciertamente. En primer lugar porque, aunque somos pastores, el pastor no sólo escucha con temor lo que se dice a los pastores, sino también lo que se dice a las ovejas. Si...

Read More

El llano en llamas

El llano en llamas. Semana pródiga en acontecimientos trascendentes. Colombia y las Farc han firmado un acuerdo de paz. “La guerra es más dolorosa por sus víctimas y sus horrores, más costosa en recursos humanos y materiales, pero más simple. Al final, se trata de destruir al otro, a lo que dé lugar. Quien tiene más capacidad de hacerlo, puede terminar ganando. Hacer la paz, crear una cultura de paz, ampliar la democracia para que quepan todos los que estén dispuestos a renunciar a la violencia, recuperar a los desplazados, reconocer y compensar a las víctimas y trabajar, gobernar, para todos, con un desarrollo incluyente, es una tarea más compleja, más difícil, pero mucho más satisfactoria”. Acertadas palabras de, ahora moderado, Felipe González. Difícil y compleja llega después de 52 años de enconada lucha y con un costo de 200 mil muertos y 45 mil desaparecidos. Desaparecidos que no aparecerán. Nos quedamos cortos, conociendo estas cosas, si redondeamos en 250 mil las vidas segadas en ese conflicto. A razón de 5000 muertos por año. Firmar la paz no equivale, por lo tanto, a decir: ‘aquí no pasó nada’. Hay heridas que no se puede saber cómo se van a curar, existen demasiadas cuestiones pendientes que no se ve cómo se van a solucionar. El periodista colombiano, Néstor Pongutá,  precisa “que dicha firma no significa que mañana terminó todo, se...

Read More

XIII Domingo Ordinario C.

DOMINGO XIII, Tiempo  Ordinario. “C”. IRe. 19,16.19-21; Sal. 15; Gal. 5,1. 13-18; Lc. 9,51-62.                      “Para ser libres nos ha liberado Cristo” Se acerca el momento de la «asunción» de Jesús, el momento “en que Jesús será quitado del mundo”. ¿Cómo seguirlo para que su camino llegue a ser el nuestro? En primer lugar, no debemos fundar nuestra fe sobre las seguridades materiales o psicológicas. Después, no debemos aferrarnos a un pasado muerto y definitivamente superado. Por último, es necesario mirar hacia adelante, hacia aquella porción de campo que espera nuestro trabajo de apóstoles, evitando el intento de querer entrar en el futuro caminando-mirando para atrás.   I Re. 19,16.19-21 – Vocación de un profeta – Elías ha encontrado a Dios en la soledad; encuentra el sentido de su misión: formar un pueblo fiel al único Dios, y encontrar un sucesor que continúe la obra comenzada. Este será Eliseo, al cual Elías deja su propio manto, símbolo de toda su personalidad, de sus derechos, de su misión y de sus poderes. Pero el joven israelita debe abandonar todo para seguirlo como harán los discípulos de Jesús.   Sal. 15 – Comienza en forma de súplica y en seguida desemboca en una profesión de confianza y entrega exclusiva a Dios. (vv. 1.2.5; 7-8.9-10.11). v.2. Síntesis total: en la alternativa del bien y del mal, Dios es el bien (auténtica ciencia...

Read More

Las sotanas no se han rebelado.

Más bien, quienes sí se han rebelado, son los estados de Oaxaca y, por contagio, sus vecinos a la manera del hongo de la uña del pie que, infectada, acaba contagiando a las otras. Suprimiendo la figura retórica, diremos que los curas no tienen ni tiempo ni ganas de “rebelarse”. ¡Hay tanto que hacer, tanta miseria que atender, tanto dolor que socorrer, tantos muertos que enterrar, tantos niños que educar en la fe, tantos jóvenes que orientar! Y la vida no alcanza para tanto. Hace unos días tuvo lugar la ejecución de dos personas; el velorio se dio en el patio de una casa misérrima, un patiecillo lleno de tiliches, bajo el sol ardiente; unas láminas hacían sombra a los cuerpos; y el cura ahí estaba, con los deudos desolados compartiendo su dolor y su impotencia. Las rebeliones son lujo de ociosidad en tales circunstancias. Sin embargo, a la manera de las réplicas que siguen a un gran sismo, siguen dándose explicaciones sobre los resultados de las elecciones pasadas. Y de ello es que quiero ocuparme. Luis Pablo Beauregard, (El País. 14.06.16), ha escrito: “La agenda progresista de Enrique Peña Nieto ha agitado a la ultraderecha mexicana. Organizaciones de católicos laicos buscan un papel protagónico en la política para defender a la familia tradicional y oponerse a los matrimonios gays, el aborto, la eutanasia y la legalización de la...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 117 suscriptores

Santoral

El Santo de hoy es
San Lucas