Mes: Noviembre 2016

No somos amados impunemente. O, el amor es exigente.

No somos amados impunemente. O, el amor es exigente.   Con su ampulosa y genial elocuencia, el padre Lacordaire, o.p. (1802-1861), pronunció estas palabras en Notre-Dame: «Si hubiese sido la justicia la que cavó el abismo, hubiera habido todavía remedio, pero ha sido también el amor: por esto ya no hay esperanza. Cuando se es condenado por la justicia, se puede recurrir al amor; pero cuando se es condenado por el amor, ¿qué recurso nos queda? Es la suerte de los condenados. El amor que ha dado su sangre por vosotros, ese mismo amor os maldice. ¿Qué pensáis? Un Dios ha bajado a vosotros, ha tomado vuestra naturaleza, ha hablado vuestra lengua, ha tocado vuestras manos, ha curado vuestras heridas, ha resucitado a vuestros muertos… ¿Qué digo? Un Dios se ha entregado por vosotros a las intrigas,  a las injurias y la traición, que se ha dejado ver públicamente en la plaza entre ladrones y prostitutas, que se ha dejado clavar en una cruz, lacerar por los azotes, coronar de espinas, y en fin, que ha muerto  por vosotros en una cruz,  después de todo esto, ¿pensáis que os estará permitido blasfemar y reír y andar sin temor de la mano de todos vuestros vicios? No, no os hagáis ilusión, el amor no es un juego; no se es amado impunemente por Dios, no se es amado impunemente hasta...

Read More

II Domingo de Adviento A

DOMINGO II Adviento  A.  Is. 11,1-10; Sal. 71; Rom. 15,4-9; Mt, 3,1-12 Y, ¿si el mensaje del Bautista tuviese la intención de hacernos conscientes del contenido divino de nuestras «crisis»? ¡Nuestras crisis! El mensaje del Bautista puede hacer pasar nuestra vida, del régimen de esclavitud al régimen de la gracia, en cuento nos prepara para recibir al “Otro”, al que viene después de él.   El tema central del Adviento es el tema de la esperanza. La esperanza es una virtud que suele tornarse extremadamente difícil porque hay que echar mano de ella o desarrollar todas sus potencialidades precisamente en los momentos menos propicios para dicha virtud. “Esperanza es una palabra central de la fe bíblica, hasta el punto de que en muchos pasajes fe y esperanza parecen intercambiables”. (B. XVI).   +++ Is. 11,1-10 – La sociedad perfecta – Isaías nos presenta con bellas  imágenes  una sociedad perfecta: un pueblo feliz y santo, donde las necesidades  de cada individuo y de la sociedad se realizan concretamente y permiten la convivencia en armonía.  Isaías es un poeta consumado que, como pocos, sabe usar el lenguaje imaginativo para expresar su mensaje. Al centro de estas exigencias está la paz; la paz es posible obtenerla y sostenerla mediante la justicia, y la justicia viene del Espíritu de Dios que es amor, y llenará la tierra.   La sociedad perfecta puede parecernos...

Read More

¡Aviso! Si ya tomaste el curso de confirmaciones pero no has recibido el sacramento…

Si ya tomaste el curso de confirmaciones, y por alguna razón estás pendiente de recibir el sacramento, el día 20 de diciembre, a las 6:00 p.m., estará en esta Parroquia de Jesús Maestro el Sr. Obispo confirmando a nuestros adultos del curso de confirmaciones on-line. Interesados, hay que presentar con anticipación la documentación necesaria en nuestras oficinas. Mayores informes:...

Read More

Del tratado de san Cipriano sobre la muerte

Del Tratado de san Cipriano, obispo y mártir, Sobre la muerte (Cap. 18, 24. 26: CSEL 3, 308. 312-314) RECHACEMOS EL TEMOR A LA MUERTE CON EL PENSAMIENTO DE LA INMORTALIDAD QUE LA SIGUE Nunca debemos olvidar que nosotros no hemos de cumplir nuestra propia voluntad, sino la de Dios, tal como el Señor nos mandó pedir en nuestra oración cotidiana. ¡Qué contrasentido y qué desviación es no someterse inmediatamente al imperio de la voluntad del Señor, cuando él nos llama para salir de este mundo! Nos resistimos y luchamos, somos conducidos a la presencia del Señor como unos siervos rebeldes, con tristeza y aflicción, y partimos de este mundo forzados por una ley necesaria, no por la sumisión de nuestra voluntad; y pretendemos que nos honre con el premio celestial aquel a cuya presencia llegamos por la fuerza. ¿Para qué rogamos y pedimos que venga el reino de los cielos, si tanto nos deleita la cautividad terrena? ¿Por qué pedimos con tanta insistencia la pronta venida del día del reino, si nuestro deseo de servir en este mundo al diablo supera al deseo de reinar con Cristo? Si el mundo odia al cristiano, ¿por qué amas al que te odia, y no sigues más bien a Cristo, que te ha redimido y te ama? Juan, en su carta, nos exhorta con palabras bien elocuentes a que no amemos...

Read More

Comenzamos Adviento

Comenzamos Adviento Inventar nuestro futuro con Dios. (E. Mounier). Sabiendo que en nuestra sociedad industrial y consumista este período coincide con el lanzamiento comercial de la campaña navideña, (precedida por el buen fin y el black friday), el adviento debe por ello comprometerse a transmitir los valores y actitudes que mejor expresan la visión trascendente de la vida. El adviento, con su mensaje de espera y esperanza en la venida del Salvador, debe mover a las comunidades cristianas a afirmarse como signo alternativo de una sociedad en la que las áreas de la desesperación y sin sentido parecen más extensas que las del hambre y del subdesarrollo. En efecto, las zonas del ‘vacío existencial’ son siempre más amplias, afectan todos los estratos sociales y se reflejan en la obsesión compulsiva del consumo y el sombrío déficit de humanidad. O, ¿cómo leer el desconsolador asesinato de esta joven mujer, Barbosa Orozco? ¡Qué triste! La auténtica toma de conciencia de la dimensión trascendente de la vida cristiana no debe mermar, sin embargo, sino incrementar el compromiso de redimir la historia y de preparar, mediante el servicio a los demás sobre la tierra, algo así como la materia prima para el reino de los cielos. En efecto, Cristo con el poder de su Espíritu actúa en el corazón de los hombres no sólo para despertar el anhelo del mundo futuro, sino también...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 100 suscriptores

Comentarios recientes

Santoral

El Santo de hoy es
San Desiderio