Mes: Enero 2017

V Domingo Ordinario A.

V DOMINGO T. ORDINARIO A. Is. 58,7-10; Sal.111; 1Co. 2,1-5;Mt. 5,13-16. “Lo que el alma es para el cuerpo, son los cristianos para el mundo”, (Diogeneto). Ellos no se distinguen en nada de los demás. Sin embargo, sin ellos el mundo no tiene luz, se pudre: “Ustedes son la sal de la tierra, la luz del mundo”. Los cristianos están llamados a ser en el mundo evangelio viviente. “Es curioso: la historia de la Iglesia no la llevaron adelante los teólogos, ni los curas, las monjas, los obispos… sí, en parte sí, pero los verdaderos protagonistas de la historia de la Iglesia son los santos”. (Entrevista a Papa Francisco de El País). Fueron sal y luz del mundo. De no ser así, el discípulo ya no sirve más que para ser tirado a la calle y sufrir el desprecio de la gente.   Is. 58,7-10 – Oración y acción – En el tiempo de Isaías, como en el tiempo de Jesús, se buscaba dar siempre un mayor esplendor al culto, con frecuencia a expensas de los pobres. Las palabras de Isaías conservan todavía su significado. El cristiano de ahora tiende a unir la liturgia y la vida; quiere que el mensaje comprometa, que la oración y la acción se encuentren; teme que el amor de Dios sea una fuga ante las exigencias del amor al prójimo. Por tanto, el...

Read More

La tuitorrea.

La tuitorrea. La nueva forma comunicacional diseñada por los humanos, que ha trastocado no solo la forma gramatical sino la forma cognitiva del ser humano, es el tuit. Comienzo a escribir el jueves temprano, a unos minutos de los últimos tuits de Trump en los que afirma categóricamente la construcción del mentado muro que México, de una u otra forma, habrá de pagar. Basta un tuit y la entrevista de los presidentes para hablar como personas, no mediante el tuit, de asuntos que nos incumben, se va al caño. Creo que esa actitud es el verdadero e infranqueable muro. No es, pues, un neologismo sino una herramienta nueva y equívoca que, en realidad, suple la comunicación que les es propia a los seres humanos. Pero, tal vez no nos damos cuenta que, al mismo tiempo, estamos reduciendo la amplitud del pensamiento en la comunicación; millones leen un tuit, muy pocos un ensayo sobre la real situación. Los lingüistas, muy a su pesar, hablan de «nuevalengua». Trump ha adoptado plenamente, y con un éxito desmesurado, esta forma de comunicación; en realidad, ha inaugurado una nueva era en la comunicación aplicándola al de por sí fementido ámbito de la política. Se está operando, después de todo, como operó el doctor Goebbels en su momento: repite 20 mil veces una mentira y se convertirá en verdad. Y el tuiter lo hace en...

Read More

IV Domingo Ordinario A.

IV Domingo “A” Sof.2,3;3,12-13; Salmo 145; 1Cor 1,26-31; Mt.5,1-12 ¡Felicidad, palabra mágica que despierta en nosotros un eco profundo! ¿A quién dirigirnos para recibir la felicidad sin límites, que anhelamos? A Jesús, que nos la ofrece a través del mensaje desconcertante de las “bienaventuranzas”.   Sof.2,3;3,12-13 – Una nueva historia – En la biblia, con frecuencia, los narradores interpretan los acontecimientos históricos como intervenciones divinas; así, las desventuras de Israel son consideradas frecuentemente como signos de la cólera de Dios. Sofonías, por el contrario, suprime esta interpretación. El verdadero Israel es el «pequeño resto», los pobres, la parte humillada del pueblo, la que sufre la explotación de los poderosos sin renegar de la alianza de Dios. De ahora en adelante, explica el profeta, se escribirá una nueva historia: la de los pequeños, los pobres, los humildes, preámbulo de la historia que culminará en las bienaventuranzas evangélicas.   Salmo 145 – El salmo se presenta como himno: junto al afecto básico de la alabanza, se abre paso la confianza del salmista, como experiencia propia y como invitación a otros. La confianza se funda en los predicados hímnicos del Señor. vv. 6-9. Después de recordar la acción creadora, recuenta una serie de obras de misericordia, que caracterizan a Dios. v. 10. En eso consiste el reinado del Señor. El Dios del universo es el Dios de Sion, porque eligió un pueblo...

Read More

III Domingo Ordinario A

III DOMINGO. A. Is.8,23-9,3; Sal. 26; ICor.1,10-13.17; Mt. 4,12-23. La iglesia nace en las riberas del lago de Galilea, donde el viento tiene el sabor salado de las partidas a toda vela, donde se respira la fascinación de la aventura en la que se arriesga todo: el lugar ideal para que la buena noticia tome vuelo, empujada por el soplo del Espíritu.   Is.8,23-9,3 – Una gran luz – Seguimos bajo la imagen literaria de la luz. Zabulón y Neftalí fueron las dos primeras tribus de Palestina que sufrieron la invasión en el año 733. En este tenebroso contexto histórico, Isaías anuncia el advenimiento de una gran luz, para indicar la futura liberación. El oráculo, que se lee también la noche de Navidad, es retomado por Mateo como programa literario de su evangelio, aplicándolo a Jesús: la gente de Zabulón y Neftalí, y de toda Galilea, ha visto realmente una «gran luz» desde el momento en que Cristo ha comenzado a anunciar el reino de Dios. ¿La hemos visto nosotros?   Sal. 26 – Después de un intenso acto de confianza referido al templo, sigue una súplica en la persecución y responde el oráculo de Dios. vv. 1-3. La confianza domina completamente el salmo, suena al principio en boca del salmista, y al final en boca de Dios. Esta confianza vence el temor humano: de lo más terrible que...

Read More

El discurso

El discurso. Subió con lágrimas, la voz entrecortada. El Globo de Oro honorífico que recogía Meryl Streep a sus 67 años, era el noveno de una carrera que, resumida en un vídeo, fragmento a fragmento, intimida y maravilla. Pidió perdón por dudar, desenvolvió un papel y, con la voz entrecortada por el llanto, olvidado el papel, pronunció un discurso digno del mejor foro y de oradores de oficio: “Hollywood se hizo con extranjeros”. Dicho, y en esa forma, en el epicentro de la superficialidad, banalización y comercialización de la cultura, adquiere un relevante plus de significado. Dejó la impresión de limpieza y meditación. No solo Hollywood, todo EE.UU. es un país de migrantes. “Llego a EE.UU., un país de migrantes”, fue el saludo de JP.II cuando arribó, por vez primera, a ese país. No solo Hollywood, en las universidades, la medicina, la industria, la inversión, el deporte, por todas partes se ve la diversidad racial que, antes que llevarla a un enfrentamiento, deberían potenciarse la unidad y el propósito común. El abuelo de Trump era alemán y cuando quiso regresar a Alemania no fue aceptado por haber salido de su país sin el debido permiso. Sin mencionarlo, Streep aludió a Trump y recordó el episodio en el cual, todo un presidente de EE.UU., se burló de un periodista discapacitado: “si es el poder quien abusa de los débiles todos...

Read More
  • 1
  • 2

Suscríbete por correo

Únete a otros 103 suscriptores

Comentarios recientes

Santoral

El Santo de hoy es
San Guillermo