Mes: julio 2017

Padres nuevos, nuevos hijos.*

Los padres siempre inciden en el desarrollo moral de sus hijos, para bien o para mal. Por consiguiente, lo más adecuado es que acepten esta función inevitable y la realicen de un modo consciente, entusiasta, razonable y apropiado. ¿Dónde están los hijos? La familia no puede renunciar a ser lugar de sostén, de acompañamiento, de guía, aunque deba reinventar sus métodos y encontrar nuevos caminos. Necesita plantearse a qué quiere exponer a sus hijos. Para ello, no debe dejar de preguntarse quiénes se ocupan de darles diversión y entretenimiento, quiénes entran en sus habitaciones a través de las pantallas, a quiénes los entregan para que los guíen en su tiempo libre. Sólo los momentos que pasamos con ellos, hablando con sencillez y cariño de las cosas importantes, y las posibilidades sanas que creamos para que ellos ocupen su tiempo, permitirán evitar una nociva invasión. Siempre hace falta una vigilancia. El abandono nunca es sano. Los padres deben orientar y prevenir a los niños y adolescentes para que sepan enfrentar situaciones donde pueda haber riesgos, por ejemplo, de agresiones, de abuso o de drogadicción. (Papa Francisco). Y, ¿quién lo va a negar?   Solo que existe una pregunta previa: Y, ¿Cuando no hay familia? ¿Cuando no hay familia, y la vida sigue multiplicándose como simple fatalidad biológica? ‘Existen unos 10 mil niños inmersos en las peleas ‘legales’ de los padres’,...

Read More

Transfiguración del Señor.

Dan 7.9-10.13-14. Sal. 96; 2Pe 1-16-19; Mt. 17.1-9 La Transfiguración no evoca una simple metamorfosis pasajera de Jesús; el resplandor en él de la gloria divina, preludio de su pascua y de su última venida, nos recuerda que solo la perseverancia en el servicio de Dios conduce a la gloria.   El significado profundo de este episodio está fielmente reflejado en la parte central del Prefacio de la fiesta: «Porque Cristo nuestro Señor reveló su gloria ante los testigo que él escogió; y revistió con máximo esplendor su Cuerpo, en todo semejante al nuestro, para quitar del corazón de sus discípulos el escándalo de la cruz y anunciar que la iglesia entera – su Cuerpo – , habría de participar de la gloria que tan admirablemente resplandecía en su cabeza, Cristo». (difícil traducir el texto latino). Dan 7.9-10.13-14. Entronización del Hijo del Hombre – Esta visión tiene lugar durante la persecución feroz del Impío Antíoco Epífanes. El autor contempla la entronización de un hijo de hombre ante la majestad de Dios. Este personaje misterioso, que asegura el reino eterno del Altísimo, recapitula en sí a todos aquellos que sufren por su fe, (7,18.27) y que gozarán de la gloria.   Sal. 96.- Himno al Señor rey.  Es una teofanía. Leemos los vv. 1-2.5-6.9.  Comienza el himno sin la introducción, aclamando el título real de Dios en un horizonte cósmico....

Read More

XVII DOMINGO. A

I Re. 3,5-13; Sal. 118; Rom. 8,28-30; Mt.13, 44-52 “Danos tu sabiduría eterna para que permanezca con nosotros y con nosotros trabaje”- (Preces de Laudes. Martes XIII).   ¿Qué no haríamos para encontrar la isla del tesoro, o para obtener el premio mayor de la lotería? La verdadera fortuna de toda vida es el descubrimiento inesperado del reino de los cielos. Para lograrlo es necesario hacer como el hombre de la parábola: buscar y, luego, vender todos los bienes para comprar el bien deseado, recién descubierto, el terreno donde está el tesoro o la perla de gran valor que está en el rastro.   I Re. 3,5-13 – Basándonos en la primera lectura y en el salmo de este domingo, podemos hablar del tema de la «sabiduría». Se requiere el don de la sabiduría divina para poder descubrir el valor del reino que sobrepasa todo lo imaginable. Es a lo que se refiere San Jerónimo cuando dice que ese tesoro es, según palabras de S. Pablo, el valor supremo del conocimiento de Cristo. Cristo es la sabiduría de Dios. Los mandamientos de Dios son nuestra sabiduría. El hombre prudente conoce y sigue los mandamientos de Dios; el necio, los desprecia. Lo único que Salomón pide a Dios, y que agradó sobremanera a Dios, fue la sabiduría. ¿Qué es la sabiduría? «Concede a tu siervo un corazón dócil para que...

Read More

La Democracia.

  Maduro, la Kirchner, Lula, Putin y Trump, la dinastía Castro, Ortega, los gobernadores y presidentes suramericanos en prisión, o en vísperas de, y los mexicanos en huida, la severa crisis violentísima mexicana, la zona bolivariana y los pueblos empobrecidos del Continente, nos convencen de que estamos bajo cualquier régimen, menos bajo un régimen  democrático. Honoré Gabriel Riquetti (1749-1791), Conde de Mirabeau, revolucionario francés, escritor, diplomático, francmasón, periodista y político e incansable amante, entre otras cosas; “orador del pueblo” y “la antorcha de Provenza”, como se le conocía, en su «Ensayo sobre el despotismo», encontramos estas líneas: “El despotismo es una manera de ser, horrenda y convulsiva. El deber, el interés y el honor ordenan resistir a las órdenes arbitrarias del monarca, y de arrancarle el poder con cuyo abuso puede destruir la libertad, si no existen recursos para salvarla (…). El rey es un asalariado, y el que paga tiene el derecho de despedir al que es pagado”. Difícilmente se puede definir mejor la falsedad actual de nuestra situación política. Estamos dentro de lo que el Conde llama ‘el despotismo’. O, ¿tiene, usted, lector, alguna injerencia en lo que se hace con su dinero? ¿Decide sobre aquello que quiere se haga con su dinero? ¿Sabe, usted, siquiera, que el dinero llamado público, es de usted? ¿Es consciente de que usted paga el descomunal gasto de los déspotas, sueldos,...

Read More

XVI DOMINGO. A

XVI DOMINGO. A Sab 12, 13.16-19; Sal 85; Rom 8, 26-27; Mt 13, 24-43   No podemos clasificar todo en dos categorías: bien y mal, verdad y mentira. Sería simplismo. Con sus ambigüedades y carácter mixto, la situación presente es el campo de la libertad de los cristianos, en el que se realiza el difícil ejercicio del discernimiento. Jesús nos invita a leer los signos del tiempo y ‘saber lo conviene hacer ahora’.   +++++++ Sab 12, 13.16-19.  El gobierno de Dios – La reflexión conduce a nuestro autor a ver el mundo como una república platónica donde todo es idealizado, o bien como una monarquía iluminada y humanizada. Aunque esta visión armoniosa ejerce todavía hoy un cierto atractivo, el hombre moderno no puede sentirse a gusto pensando a Dios de esta manera. Si el sabio de ayer se ha liberado de los esquemas proféticos incisivos y anclados en su momento, también el creyente de hoy puede sentirse autorizado a tomar las debidas distancias de una imagen de Dios de otros tiempos, y pensarlo, por el contrario, según los acontecimientos y maestros más recientes, signos de los tiempos que se han de interpretar.   Sal 85; Esta “teología” se hace oración en el salmo 85, 14-17. Es una súplica individual en tiempo de peligros y persecución. En esa circunstancia, el salmista puede exclamar confiadamente, “pero tú, Señor, Dios clemente...

Read More
  • 1
  • 2

Suscríbete por correo

Únete a otros 117 suscriptores

Santoral

El Santo de hoy es
San Lucas