Mes: septiembre 2017

Natividad de la Virgen. Poema.

Natividad de la Virgen. Canten hoy, pues nacéis vos, Los ángeles, gran Señora, y, ensáyense, desde ahora para cuando nazca Dios.   canten hoy, pues a ver vienen nacida su Reina bella, que el fruto que esperan de ella es por quien la gracia tienen. Digan, Señora de vos, Que habéis de ser su Señora, Y, ensáyense, desde ahora, Para cuando nazca Dios.   Pues de aquí a catorce años, Que en buena hora cumpláis, Verán el bien que nos dais, Remedio de tantos daños. Cante y digan, por vos, Que desde hoy tienen Señora, Y, ensáyense, desde ahora, Para cuando nazca Dios.   Y nosotros, que esperamos Que llegue pronto Belén, Preparemos también El corazón y las manos. Vete sembrando, Señora, De paz nuestro corazón, Y, ensayemos desde ahora, Para cuando nazca Dios.   Lope de Vega....

Read More

Pachamama.

Con razón el hombre primordial diría, hoy, que la “Madre Tierra” está furiosa. Lo mismo deberíamos pensar nosotros, los hombres posthumanos: ¡hemos ofendido tanto a la Madre Tierra. Pero nuestro racionalismo unilateral, nuestro egoísmo y nuestro materialismo nos lo impiden. Sencillamente, la nuestra es la etapa final de un largo proceso de des-sacralización de la naturaleza. ¡Si nos contasen la historia de la creación!… Si pudiéramos saber cómo apareció o cómo se hizo el mundo en que vivimos; si, por lo menos llegásemos a saber lo que a través de los siglos dijo de ella el hombre inquieto y fascinado al mismo tiempo cuando pensaba en sus orígenes. Si pudiéramos saber lo que paso, imaginó  y creyó el hombre primordial embelesado ante tanta belleza; si lográramos escuchar la voz de los más entendidos y competentes, de los genios de la humanidad, sobre todo de los poetas, de los pensadores rigurosos y los hombres religiosos, de aquellos que insinuaban o cantaban, explicaban o proclamaban, instruyendo así a sus contemporáneos sobre sus orígenes, o sencillamente haciéndoles soñar en apertura infinita de contemplación; y si pudiéramos discernir ciertas constantes sorprendentes que se perpetúan a través de los siglos y milenios hasta nuestros días, … ¡Oh creación! Si permitieses que nos contasen tu historia para provecho y felicidad de todos…, tal vez podríamos repetir con el poeta lejano: «¡Señor, dueño nuestro, / que...

Read More

El grito de la tierra.

¿Dónde está Dios? Una vez más, los desastres naturales revelan la precariedad de nuestro desarrollo y la pésima relación que guardamos con la naturaleza. También que no observamos las más elementales normas dictadas por el instinto de conservación. Las imágenes son elocuentes. Además, el ecosistema político y social tampoco acompaña: la inseguridad, las perspectivas económicas sombrías y el hecho de despertar un día y otro también con un nuevo caso de corrupción, son una pesada losa sobre el ánimo colectivo. (ed. el País). ¿Será que Dios nos ha abandonado? En 1971, Pablo VI, expresaba, tímidamente, una alarmante profecía: “Mientras el horizonte de hombres y mujeres se va así modificando, partiendo de las imágenes que para ellos se seleccionan, se hace sentir otra transformación, consecuencia tan dramática como inesperada de la actividad humana. Bruscamente, la persona adquiere conciencia de ella; debido a una explotación inconsiderada de la naturaleza, corre el riesgo de destruirla y de ser a su vez víctima de esta degradación. No sólo el ambiente físico constituye una amenaza permanente: contaminaciones y desechos, nuevas enfermedades, poder destructor absoluto; es el propio consorcio humano el que la persona no domina ya, creando de esta manera para el mañana un ambiente que podría resultarle intolerable. Problema social de envergadura que incumbe a la familia humana toda”. (OA. 21). 50 años después, estas palabras suenan como una fría y fina admonición....

Read More

XXVI DOMINGO T. O . A

Ez. 18,25-28; Sal. 24; Fil. 2,1-11; Mt.21, 28-32.   Ez. 18.25-28. Liberes, pero responsables. Cuántas veces, ante las injusticias y la maldad presentes en el mundo, nos revelamos contra Dios. Cuántas veces hemos exclamado: si Dios fuera justo, no debería permitir tal y cual cosa. Ponemos a Dios en el banquillo de los acusados.  Pero él nos responde: “ustedes son responsables porque son libres”. A través de experiencias dramáticas, el pueblo de Dios ha tomado conciencia de la importancia de la libertad y del riesgo que comporta. No pocas veces se reniega de la libertad. Dostoievski decía que la libertad es el don más terrible que Dios pudo dar al hombre. (Solo que sin este don seríamos marionetas). El descubrimiento de la responsabilidad nos impide caer en el fatalismo, o en el infantilismo, que con frecuencia se reprocha a los creyentes.   Salmo. 24, 4-5.6-7.8-9. Este salmo refuerza nuestra meditación: Señor, enséñame tus caminos,/ instrúyeme en tus sendas,/ haz que camine con lealtad;/ recuerda, Señor, que tu ternura/ y tu misericordia son eterna;/ no te acuerdes de los pecados/ ni de las maldades de mi juventud;/ acuérdate de mí con misericordia;/ por tu bondad, Señor. El motivo literario de este salmo es “el camino”. En Hech., varias veces el cristianismo es llamado «el camino», 18,25-26; 22,4; 24,14. En los evangelios se nos habla de los dos caminos Mt, 7,14;...

Read More

DOMINGO XXV T. ORDINARIO A.

DOMINGO XXV T. ORDINARIO A. Is.55,6-9; Sal. 144; Fil. 1,20-24.27; Mt.20, 1-16.      Is.55,6-9. Teología de la contabilidad – El hombre, que tiene un corazón frío, que nutre rencores tenaces, que perdona poco y de mala gana, no deja de valorar a Dios con la medida de su mediocridad. Habla con él a base de números de dar y haber: es una teología que se convierte en contabilidad. Veamos, en cambio, el método de Dios: tus deudas se disuelven como la nieve al sol. Tenemos la posibilidad de no arrastrar nuestras deudas para siempre. ¿No es más bello contemplar la vida desde lo alto del amor de Dios? “Que el malvado abandone su camino y el criminal sus planes, que regrese al Señor, y él tendrá piedad; a nuestro Dios, que es rico en perdón” (v. 7).   Salmo 144 – El Salmo responsorial toma el mismo tema declarando que «la grandeza del Señor no se puede medir». Este salmo alfabético es un himno con invitaciones a la alabanza, y una serie descriptiva de la misericordia de Dios cuya grandeza es incalculable. El versito 8 nos sirve como lazo que une el tema de este domingo: “El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad; el Señor es bueno con todos, es cariñoso con todas sus creaturas”. Cristo es la revelación plena de...

Read More
  • 1
  • 2

Suscríbete por correo

Únete a otros 123 suscriptores

Santoral

La Fiesta de hoy es
Nuestra Señora de Guadalupe