Mes: octubre 2017

El horror

    A doble ocho columnas, El Diario publica el escalofriante asesinato de una niña de tres años. El asesino, una vez más, el amasio de la madre. El hecho se ha repetido esta misma semana varias veces.  Esto debe llevar a nuestra sociedad a un profundo examen de conciencia.  ¿Cómo y por qué suceden cosas tan terribles? También la función de padrastro ha sufrido un deterioro completo; a cualquier amante de ocasión se le da este nombre que en muchas ocasiones se refiere a alguien que desempeña una función digna, como el que, por razones diversas, suplen la función del padre. La historia de esta niña puede ser el tema tanto de un relato de terror como de un trabajo sociológico profundo, en el caso de que la nuestra no fuera la sociedad de los sociólogos muertos. Hechos como el presente requieren una sesión de radiografía. Historia y entorno de los autores, condicionamientos sicológicos y sociales, antecedentes, etc., etc.  ¿Qué sucede en nuestra sociedad que permite, favorece tales hechos? Somos una sociedad permeable, porosa, sin raigambre. Juárez parece una ciudad de paso, de botín.   La declaración rendida por el inculpado ante el MP se relata que el viernes pasado, tras haber recibido los puñetazos en el estómago, la niña no lloró, solo le preguntó a su asesino si podía dormir y él le respondió que sí. Entonces...

Read More

XXIX DOMINGO T. ORDINARIO A

  Is. 45,1,4-6; Sal. 95; 1Tes. 1,1-5; Mt. 22,15-21 Yo soy el Señor, y no hay otro; fuera de mí no hay Dios.   «Jesús Cristo es el Señor»: Este grito de la fe primitiva protestará hasta el fin de los tiempos contra la pretensión de los césares de disponer de un poder absoluto y divino. Debemos aprender a reconocer, también, a los hipócritas que se esconden detrás de sus ideologías para manipular totalmente al hombre, incluso en su realidad más íntima de la cual solo a Dios, y solo a él se ha de dar cuenta.   Is. 45,1.4-6. Consagración de un pagano – El rey persa, Ciro, destruye los imperios decadentes y amenaza las instituciones más sólidas. El profeta le da el nombre sagrado de «ungido», signo de la nobleza divina.  Dios lo hace su aliado y declara que éste pagano ha trabajado para él.  Dios se burla de las prohibiciones de ingreso; también hoy puede venir a nosotros a través de las guerrillas, o de los filósofos ateos, a través de la ciencia, aparentemente enemiga de la fe, de los ataques rabiosos de los enemigos.  Todas estas fuerzas impetuosas, que hacen saltar las estructuras más sólidas, pueden trabajar para Dios. A nosotros, nos arrancan nuestras débiles defensas y desmontan las pruebas demasiado humanas en que nos apoyamos. Nos obligan a contar solo con Dios y a...

Read More

XXIX DOMINGO T. ORDINARIO A

  Is. 45,1,4-6; Sal. 95; 1Tes. 1,1-5; Mt. 22,15-21 Yo soy el Señor, y no hay otro; fuera de mí no hay Dios.   «Jesús Cristo es el Señor»: Este grito de la fe primitiva protestará hasta el fin de los tiempos contra la pretensión de los césares de disponer de un poder absoluto y divino. Debemos aprender a reconocer, también, a los hipócritas que se esconden detrás de sus ideologías para manipular totalmente al hombre, incluso en su realidad más íntima de la cual solo a Dios, y solo a él se ha de dar cuenta.   Is. 45,1.4-6. Consagración de un pagano – El rey persa, Ciro, destruye los imperios decadentes y amenaza las instituciones más sólidas. El profeta le da el nombre sagrado de «ungido», signo de la nobleza divina.  Dios lo hace su aliado y declara que éste pagano ha trabajado para él.  Dios se burla de las prohibiciones de ingreso; también hoy puede venir a nosotros a través de las guerrillas, o de los filósofos ateos, a través de la ciencia, aparentemente enemiga de la fe, de los ataques rabiosos de los enemigos.  Todas estas fuerzas impetuosas, que hacen saltar las estructuras más sólidas, pueden trabajar para Dios. A nosotros, nos arrancan nuestras débiles defensas y desmontan las pruebas demasiado humanas en que nos apoyamos. Nos obligan a contar solo con Dios y a...

Read More

La política es el diablo.

  El título es un verdadero “atractor narrativo”. Pero no se alarme el lector. Dia-bolos, etimológicamente significa el que divide, separa, enfrenta, enmaraña, confunde; lo contrario es el sym-bolos, es decir, aquello que une, que favorece el entendimiento y por lo tanto, las relaciones buenas y creadoras, la unidad. En este sentido el diablo es el padre de la discordia, del desorden, de las disensiones, de las difamaciones y los pleitos. Es el padre del desorden. Esto me viene a mientes a propósito de los vergonzosos acontecimientos en Cataluña que han significado la peor y más ridícula crisis de la joven y heroica democracia española. Me interesa lo de Cataluña porque amo y admiro a España, a su joven democracia y a los esfuerzos que ha hecho para superar el terrorismo doméstico y externo, y la difícil convivencia con la UE.  Amén del carácter levantisco propio de los españoles, que bien que hemos heredado. Pero lo dicho nos hace mirar también a la política nacional. No hace falta más que ver la noticia para descubrir la palmaria división imperante, la lucha enardecida por el poder que no se detiene ante nada: calumnias, mentiras, difamaciones, habladurías, detracciones y distracciones, y todo lo imaginable. El dia-bolos es el eterno acusador de los hermanos que engendra la división. Ya decía el Profeta de Nazaret: “Un reino dividido internamente va a la ruina...

Read More

El mes del Rosario.

  Antier tarde celebraremos el Rosario viviente, llamado así porque se dramatizan algunos de sus misterios; el evento congrega miles y miles de católicos. Aún desde el punto de vista social ello reviste una gran importancia. Se trata de una hermosa manifestación de nuestra fe católica y búsqueda de una salida. Pero debemos ir más allá de esto y hacer la intención de rezar diariamente el rosario, como meditación de los misterios de nuestra fe, acompañados de María. El teólogo alemán H.U. von Balthazar, el más importante teólogo de s. XX, ha escrito un libro sobre el Rosario con el sugestivo título de ‘La Salvación del mundo por medio del rosario’. En efecto, el Rosario ha estado presente como una oración de intercesión en momentos muy difíciles de la historia de la cristiandad. Citaré tres ejemplos.   El 7 de octubre de 1571 el Occidente estaba amenazado por las fuerzas turcas. Esta amenaza constituía un problema muy serio para la cristiandad. Se libró una batalla naval decisiva en el Golfo de Lepanto, – la más gloriosa batalla que vieron los siglos pasados y esperan ver los futuros -, donde resultaron victoriosos los ejércitos cristianos. El Papa había pedido a toda la cristiandad que durante esos días se rezara el Santo Rosario para pedir a Dios, por la intercesión de María, concediera la victoria a los ejércitos cristianos. La victoria se...

Read More
  • 1
  • 2

Suscríbete por correo

Únete a otros 117 suscriptores

Santoral

La Santa de hoy es
Santa Ursula