Mes: marzo 2018

La Resurrección

El domingo pasado, en la Misa televisiva, con asistencia de gran número de niños, al recitar el artículo del Credo: ‘Creo en la resurrección de los muertos”, les pregunté: ¿creen, ustedes en la resurrección de los muertos? ¡No!, respondieron unánimes y asustados. ¿Y en los walking dead? ¡Sí!, dijeron sonriendo. Es la permanente lucha del cristianismo en el anuncio de su verdad esencial: ¡Cristo ha resucitado! Que nos debatimos en medio de una cultura de muerte, nadie en su sano juicio puede negarlo. Resulta de mal gusto ser prolijos al respecto; basta ver Milenio tv. todo el día, o cualquier medio local, nacional o mundial. Solo el hecho reportado, según el cual, fue encontrada una camioneta con 15 o más cuerpos humanos destazados, peor que si de animales dañeros se tratara, nos remite a las páginas más negras del crimen universal. Se viven situaciones de verdadera desesperación. Hambre, bajos salarios. El problema de la medicina social es doloroso. Otro fenómeno muy grave es la deserción escolar. De sobra sabemos que de la pobreza se nutre el crimen. Todo esto configura una cultura de muerte. Robar o asesinar ya es delito menor. La violencia se propone el escarmiento social, se exhibe para amedrentar. La violencia mortal se refiere, igual, a la pobreza, a la zozobra e incertidumbre que viven amplios sectores de la sociedad; los desequilibrios existentes son enormes. Los...

Read More

GLORIÉMONOS TAMBIÉN NOSOTROS EN LA CRUZ DEL SEÑOR (san Agustín)

De los Sermones de san Agustín, obispo (Sermón Güelferbitano 3: PLS 2, 545-546) GLORIÉMONOS TAMBIÉN NOSOTROS EN LA CRUZ DEL SEÑOR La pasión de nuestro Señor y Salvador Jesucristo es origen de nuestra esperanza en la gloria y nos enseña a sufrir. En efecto, ¿qué hay que no puedan esperar de la bondad divina los corazones de los fieles, si por ellos el Hijo único de Dios, eterno como el Padre, tuvo en poco el hacerse hombre, naciendo del linaje humano, y quiso además morir de manos de los hombres, que él había creado? Mucho es lo que Dios...

Read More

PARTICIPEMOS PLENAMENTE EN LA PASCUA. (san Gregorio de Nacianzo)

De las Disertaciones de san Gregorio de Nacianzo, obispo (Disertación 45, 23-24; PG 36, 654-655) PARTICIPEMOS PLENAMENTE EN LA PASCUA Es verdad que ahora celebraremos la Pascua todavía sacramentalmente; sin embargo, lo haremos ya con un conocimiento más claro que en la antigua ley (ya que la Pascua de la ley antigua era -no tengo reparo en decirlo- una figura más oscura que lo que representaba), y de aquí a poco la celebraremos de un modo más puro y perfecto, a saber, cuando aquel que es la Palabra beba con nosotros el vino nuevo en el reino de su...

Read More

LA PASIÓN SEGÚN S. MARCOS. (14, 32 – 15,41).

Te envío un ensayo sobre la Pasión según san Marcos con la esperanza que sirva como un punto de meditación para estos días santos. Como sabes, el próximo domingo leeremos el relato de la Pasión transmitido por Marcos. Ante todo, estamos llamados a una meditación-contemplación del misterio de la Pasión. Santa Bernardita decía que entendía mejor el relato de la Pasión cuando lo leía que cuando se lo explicaban. En medio del trabajo agobiante de estos días, debemos buscar un espacio para la lectura meditada de los textos que conforman la liturgia intensa de todos estos días.   La proclamación de los hechos. En el relato de la Pasión, Marcos proclama la realización desconcertante del proyecto de Dios. Expone los hechos en su realidad objetiva, en un estilo que pareciera una improvisación oral, lo que da al relato mayor vivacidad. Es el relato de un testigo. Marcos no teme sorprendernos, al contrario, busca hacerlo. Pone de relieve los contrastes, subraya las paradojas: la cruz se revela escandalosa, pero al mismo tiempo en ella se manifiesta el Hijo de Dios. En Marcos, el misterio de la Pasión se nos impone y nos impresiona como desde el exterior. El resultado es un acto de fe, de sumisión al misterio. (15,39)   El Arresto de Jesús.  El shock de los hechos (Mc. 14,43.52). Marcos relata los hechos en su cruda realidad. El...

Read More

¿Cómo entendió Jesús su Muerte?

¿Cómo entendió Jesús su Muerte* H. Schüirmann se plantea esta pregunta en su libro Jesu ureigenster Tod, (La causa original de la muerte de Jesús), donde afirma que “difícilmente puede discutirse que Jesús tuvo una conciencia clara de lo peligroso de su situación. Las falsas interpretaciones políticas de su obra no estaban fuera de lo posible en un entorno galileo, que se encontraba agitado por los combatientes políticos por la libertad. Sin embargo, dice el autor, “podemos afirmar con bastante seguridad que fue la nobleza sacerdotal y saducea la que a la postre provocó la entrega de Jesús a los romanos, incluyendo, claro, que la creciente oposición a los fariseos fuese otro factor determinante”. Es obvio, también, que la muerte del Bautista iluminara con su luz negra el futuro de Jesús. Los profetas no mueren en su cama. Igual, la muerte de Jesús no es la ilustración de un drama universal a la manera de las tragedias griegas. No; se dio en unas coordenadas histórico-temporales precisas y bajo poderes fácticos puntuales. Pero la pregunta sigue en pie. ¿Cómo entendió Jesús su muerte? Para encontrar una respuesta a este planteamiento existen dos caminos: la primitiva literatura cristiana que refleja la predicación apostólica y la milenaria contemplación y celebración de la iglesia, comunidad de Jesús en la historia. Pasión y resurrección son inseparables, sin la resurrección la pasión de Cristo no...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 1.783 suscriptores

Santoral

La Santa de hoy es
Santa Rita