Mes: abril 2018

Una ciudad llena de ídolos.

. Peripecia, la más grande de la historia, fue la presencia de Pablo en Atenas (Hech. 17,16-34). Huyendo llega a la gran Ciudad dejando en Berea a sus  compañeros Timoteo y Silas. El narrador destaca así la soledad de Pablo en la imponente Ciudad. Recorre el Ágora como lo hicieran los filósofos y los ciudadanos atenienses de siempre. Imponente se alza de la Acrópolis al sureste.  Habilidad de Lucas para crear situaciones de contraste, para montar un escenario casi paradójico: este pobre misionero cristiano que viene huyendo para salvar el pellejo se atreve a predicar su esa doctrina, a en el lugar de culto a los dioses griegos; ese pequeño predicador se sitúa ante las dimensiones gigantescas de los templos, su pobre figura se incorpora a la mas grandiosa decoración de la Europa antigua. La Acrópolis, el Areópago, las esculturas de los dioses y diosas con sus templos de singular belleza.  ¿Qué puede hacer aquí personaje semejante, qué es lo que busca? Pablo no es turista; tiene una misión según la cual es el apóstol de las gentes, pero descubre en todas las esquinas y encrucijadas las esculturas de los grandes artistas plásticos: los jóvenes de miembros suaves y los toscos guerreros; ondulándose el mármol en las líneas sensuales de las caderas y en los pechos rotundos de los más bellos cuerpos femeninos.  De todos los ángulos le llegaba...

Read More

V DOMINGO DE PASCUA “B”

  Hech. 9,26-31; Sal. 21; IJn. 3,18-24; Jn. 15,1-8   Hech. 9,26-31. El Precio de la Paz – La vocación apostólica de Pablo no depende ni de los 12 apóstoles ni de la comunidad de Jerusalén, sino que tiene su origen únicamente en Dios. No obstante permanecer atento para no separase de la Iglesia Madre, el Apóstol, conserva su originalidad. El evangelista Lucas, preocupado sobretodo de mostrar la unidad orgánica de la misión de la Iglesia, atenúa las discusiones, con una descripción entusiasta de la unidad y de progreso de la evangelización. La unidad jamás es perfecta, y sin embargo el evangelio no puede difundirse si sus portavoces no están profundamente unidos entre ellos en la Iglesia; ésta, sin embargo, debe reconocer la acción del Espíritu en cada uno de sus miembros.   Sal 21. Leemos este domingo un fragmento del Salmo 21, vv. 26-32. Es un salmo muy conocido porque Jesús en la cruz pronuncia el inicio de este salmo: “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?, a pesar de mis gritos, mi oración no te alcanza”.   Súplica a Dios en un momento de sufrimiento y abandono. Salmo de gran intensidad, expresada en vigorosas imágenes, en insistentes peticiones, y también en una esperanza triunfante. Esta parte es la que leemos este domingo.   Siendo este salmo una de las plegarias más intensas del justo afligido,...

Read More

LA CRUZ DE CRISTO, SALVACIÓN DEL GÉNERO HUMANO. (San Efrén)

De los sermones de san Efrén, diácono (Sermón sobre nuestro Señor, 3-4. 9: Opera, edición Lamy, 1, 152-158. 166-168) LA CRUZ DE CRISTO, SALVACIÓN DEL GÉNERO HUMANO Nuestro Señor, pisoteado por la muerte, la holló luego en desquite, como quien pisa con sus pies el polvo del camino. Se sometió a la muerte y la aceptó voluntariamente, para vencer así la resistencia de la muerte. Salió nuestro Señor llevando la cruz, sometiéndose a las exigencias de la muerte; pero luego clamó en la cruz y sacó a los muertos de la región de las sombras, contra la voluntad de...

Read More

La vida eterna, ¿vale la pena?

‘Lo incomprendido es el consuelo más grande de la humanidad’, ha escrito Hans Blumenberg. Y, ¿qué cosa más incomprendida e incomprensible que una vida eterna, que la resurrección de la carne? Pero los cristianos cantan con fervor estos días: “Con su muerte destruyó nuestra muerte y resucitando restauró la vida”. Y para siempre. El discurso de Pablo en Atenas, (del que me ocuparé después), revela el encuentro más trascendental y dramático de la historia: la Revelación y la filosofía, – el esfuerzo humano más intenso de autosalvación -, frente a frente. El encuentro con la novedad radical tiene lugar en el Areópago; Pablo con la cultura y la historia griegas en la espalda expone su mensaje. Los dioses lo miran desde los templos y calles; la Acrópolis escucha en silencio. Pablo dice al final de su discurso: «Pues bien, Dios pasando por alto aquellos tiempos de ignorancia manda ahora a todos los hombres de todas partes que se enmienden; porque tiene señalado un día en que juzgará al universo con justicia, por medio del hombre que ha designado, y ha dado a todos garantía de esto resucitándolo de la muerte». Esta pieza, dice D. Hildebrandt, constituye una de las fascinaciones más poderosas de la teología occidental. El choque ha tenido lugar, de igual a igual, frente a frente. La reacción no se hace esperar: «Al oír “resurrección de los...

Read More

IV DOMINGO DE PASCUA “B”

  Hch. 4,8-12; Sal. 117; 1Jn. 3,1-2; Jn. 10,11-18     Hech. 4,8-12. El poder del nombre de Jesús – A través de Pedro y los Apóstoles se prolongan las acciones y el destino de Jesús: los mismos milagros y las mismas acusaciones ante el tribunal, la misma liberación como obra del Padre. Es la prueba que Jesús está vivo y que los últimos tiempos han comenzado. Refiriéndose a la profecía de Joel (3,5), Pedro inaugura la predicación del nombre de Jesús: Creer en su nombre quiere decir creer que su victoria sobre la muerte y sobre el pecado continúan también hoy; ser bautizados en su nombre significa colaborar en la salvación ofrecida a todo hombre; pronunciar su nombre significa que él está siempre cerca de nosotros.   Sal. 117. Remito al II Domingo de Pascua.   1Jn. 3,1-2. Verdaderos hijos de Dios – Como la resurrección de Cristo no es una cosa evidente para todos, sino sólo para el que cree, así, la vida nueva del cristiano no es para todos una realidad concreta y tangible y aquellos que se niegan a creer en Cristo, se cierran también a la posibilidad de reconocer la vida de Dios presente en los creyentes. Sin embargo, mucho depende de nosotros: si verdaderamente vivimos como hijos de Dios, manifestemos el amor del Padre e invitemos a los otros a reconocerlo.   Jn....

Read More
  • 1
  • 2

Suscríbete por correo

Únete a otros 1.798 suscriptores

Santoral

Los Santos de hoy son
Raul, Rodolfo