Mes: junio 2018

NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA. B.

  Is. 49,1-6; Salmo 138; Hch. 13,22-26; Lc. 1, 57-66.80     Is. 49,1-6; Rechazo del juego político. Los hebreos habían tenido mucha relación con Ciro. Dios mismo parecía haber sostenido su candidatura; pero Ciro no es más que un rey como los otros y los hebreos una pequeña colonia dentro del imperio persa. Sin embargo, Dios confirma sus promesas: «tú eres mi gloria, el restaurador de Israel, luz de las naciones». No Ciro, sino Jesús, el cual rechazará verse implicado en el juego político, aunque será su víctima, como su precursor Juan, es quien será el verdadero restaurador de los pueblos, gloria de Israel y luz de las naciones. El reunirá a los hijos de Dios dispersos, y divididos. Así, también la iglesia tiene la misión de mantener entere los hombres viva la esperanza de la reconciliación, rechazado los apoyos distintos al evangelio.     Salmo 138, 1-3. 13-15. Este bello salmo, con estilo hímnico, canta la “omnisciencia de Dios”. La existencia humana, la mía queda iluminada a la luz de Dios. Esta existencia se realiza en una serie de polaridades y contingencias: camino-descanso, tiempo-espacio, sentarse-levantare, pensamiento-palabra. (v.1).   (vv.13-15) El saber de Dios se extiende hacia atrás, hasta antes del nacimiento, antes del primer día de la vida; y hasta lo profundo de los huesos y hasta lo hondo del alma. Porque él es el gran tejedor...

Read More

De los Comentarios de san Ambrosio, obispo, sobre los salmos.

(Salmo 1, 9-12: CSEL 64, 7. 9-10) CANTAR SALMOS CON EL ESPÍRITU, PERO CANTARLOS TAMBIÉN CON LA MENTE ¿Qué cosa hay más agradable que los salmos? Como dice bellamente el mismo salmista: Alabad al Señor, que los salmos son buenos, nuestro Dios merece una alabanza armoniosa. Y con razón: los salmos, en efecto, son la bendición del pueblo, la alabanza de Dios, el elogio de los fieles, el aplauso de todos, el lenguaje universal, la voz de la Iglesia, la profesión armoniosa de nuestra fe, la expresión de nuestra entrega total, el gozo de nuestra libertad, el clamor de...

Read More

Del Tratado de san Cipriano, obispo y mártir, Sobre la oración del Señor

(Cap. 4-6: CSEL 3, 268-270) LA ORACIÓN HA DE SALIR DE UN CORAZÓN HUMILDE Las palabras del que ora han de ser mesuradas y llenas de sosiego y respeto. Pensemos que estamos en la presencia de Dios. Debemos agradar a Dios con la actitud corporal y con la moderación de nuestra voz. Porque así como es propio del falto de educación hablar a gritos, así, por el contrario, es propio del hombre respetuoso orar con un tono de voz moderado. El Señor, cuando nos adoctrina acerca de la oración, nos manda hacerla en secreto, en lugares escondidos y apartados,...

Read More

Semana Intensa.

  Esta semana lo ha sido en sucesos altamente significativos. Escribía el domingo pasado ‘¿Habrá lugar, todavía, para una filosofía política? ¿O, a lo sumo, para una teoría política? Si la respuesta es no, entonces veremos a hombres y mujeres muy audaces y astutos, pero una disminución drástica de las ideas. El mismo discurso político se pulveriza en generalidades, promesas descabelladas y, a la postre, en mentiras’. Es lo que vimos y oímos en el último vodevil. Pero todo es altamente significativo. El futbol. Mucho hay que decir de este negocio-deporte; me quedo con lo que J. Valdano ha dicho: “es la cosa más importante entre las cosas que no tienen importancia”. Se ha dado una cosa chusca: La prohibición por parte de la FIFA  a los mexicas para portar máscaras en los estadios. Genial lo ha comentado Jorge F. Hernández: “La FIFA ha prohibido expresamente que los aficionados mexicanos que asistan a los juegos del ya inminente Mundial de Fútbol Rusia 2018 porten máscaras de lucha libre o rostros de jade (aunque no dice si podemos llevar penachos con largas plumas de quetzal). Al parecer, en la celebración de pasadas Copas del Mundo, no pocos distinguidos miembros del crimen organizado, carteles de la droga y políticos prófugos usaron las gloriosas máscaras de Blue Demon, el Santo y Espectrito para camuflarse en los estadios y evadir la garra de...

Read More

XI DOMINGO T.O. “B”

  Ez.17,22-24; Sal. 91; 2Cor. 5,6-10; Mc. 4,26-34.   Ez.17,22-24 – Dios exalta las cosas pequeñas – El árbol de la dinastía de David ha sido talado por la trágica desaparición de los últimos brotes. ¿Quiere decir esto que Dios reniega de su pueblo? Dios ha decidido él solo renovar todo sin renegar de la alianza: la ramita más frágil del viejo árbol tan amorosamente plantada, será el origen de un nuevo pueblo. Este brote será Jesús de Nazaret; con él desaparece el sueño simbolizado en el cedro robusto; una iglesia sin pretensiones, pequeña como un grano de mostaza, reunirá a los pequeños y a los pobres (el evangelio de hoy).   Sal. 91 – Himno con elementos de acción de gracias y motivos sapienciales – A los imperativos ordinarios sustituye aquí la afirmación: «es bueno»; domina el tono de alegría, de entusiasmo. El comprender la revelación de Dios, en sus obras, y el poder cantar a Dios que es «lo bueno» y la verdadera alegría.   La desgracia es no comprender esta revelación como le sucede al «necio» que aquí tiene un carácter ético y aún religioso. Forzando un poco el texto, pero no tanto el sentido, diríamos: «el que no lo entiende es un necio». El que no entiende que es bueno dar gracias a Dios, cantar en su honor, proclamar su misericordia y su fidelidad a...

Read More
  • 1
  • 2

Suscríbete por correo

Únete a otros 1.798 suscriptores

Santoral

Los Santos de hoy son
Raul, Rodolfo