Autor: OficinaJM

Ayudar a Dios

  Etty Hillesum (Middelburg, 15.01.1914 – Auschwitz, 30.11.1943), fue una joven judía holandesa que mantuvo un diario durante la II Guerra, entre los años 1941 y 1943; en él testimonia su propio fin en Auschwitz. Se parece al diario de Ana Frank, pero escrito por una mujer de 27 años. El libro tuvo gran resonancia en Holanda y es considerado un documento de gran valor religioso y, por ello, profundamente humano. No pocas veces, el sufrimiento nos lleva, explicablemente, a una rebeldía, a un cuestionamiento al modo de actuar de Dios y a exigirle que solucione o modifique nuestra situación. ¡Es tan difícil descubrir el sentido del sufrimiento humano! ¿Por qué a mí? ¿De qué sirve la oración? El sufrimiento humano tiene muchas vertientes. Y nosotros no sabemos qué quiere Dios con ello. Y los que no han aceptado el don de la fe, ¿qué esperanza les resta? Dios no teme nuestras preguntas y rebeldías. Pero en los momentos de depresión y abatimiento podemos mirar a hombres y mujeres que, en medio de los sufrimientos más atroces e injustos, cuando la muerte se desarrolla a escala industrial y el sufrimiento se aplica con los métodos científicos más sofisticados, han encontrado misteriosamente el “camino” en medio de la noche más oscura de la existencia. Frankl, Edith Stein, Etty Hillesum, entre miles y miles que descubrieron la ‘felicidad inadvertida’ en los...

Read More

Homilía XII Ordinario “A”

  Jer. 20,10-13; Salm. 68; Rom. 5,12-15: Ev. Mt.10,26-33     Antes, el martirio aparecía como condición del evangelio. “La sangre de los mártires es semilla de cristianos”. (Tertuliano). Hoy hablamos más bien del anonimato, de las cárceles o campos de donde nadie retorna. Pero la voz de los mártires, llamados a una gran pureza, sigue alzándose hasta el cielo.   ++++ Jer. 20,10-13.- Dios es fiel – Aquellos que esperaban palabras tranquilizantes o el consuelo de su propio prestigio, se encuentran desconcertados por el mensaje del profeta. Jeremías pagará el precio de ello: se encontrará solo y perseguido. Pero la fe de Jeremías es más fuerte que las amenazas; el profeta presagia que, tiempo andando, sus adversarios conocerán una derrota total; él ve ya la caída de aquellos que rechazan su mensaje; más allá de las apariencias, él está seguro de la fidelidad de Dios.   Sal. 68, 8-10.14-17.33-35.- Lamentación de un individuo enfermo y acusado; concluye con una acción de gracias. Se leen los vv. Indicados. 7-8. Para mover a Dios, alega el efecto que produce su derrota: él ha confiado en Dios, le ha sido fiel, le ha invocado; si Dios no lo escucha, los que esperan a Dios y lo buscan quedarán defraudados. Otro motivo es que el salmista sufre por Dios. 14-17. Comienza de nuevo la petición. Hay días especiales que Dios otorga su...

Read More

BONUS SENEX. (1917-2017)

  (Con ocasión del Centenario de natalicio de don Manuel Talamás C., publico, íntegro, este artículo aparecido cinco días luego de su muerte. In Memoriam.). Así se dirigía S. Agustín, a su obispo Valerio: bonus senex. Así saludaba yo a D. Manuel. ¿La traducción?: “mi querido viejo”, con la connotación de amor y veneración, de confianza y respeto que el “bonus senex” se había ganado a pulso. Y, él, con su sonrisa inolvidable, volvíame a contar el chascarrillo de los viejecitos que, platicando entre ellos, le dice uno al otro: ¡qué feo es llegar a viejo!, y el otro respondía: ¡es más feo no llegar! Y don Manuel llegó a la edad provecta con la nota del proceso ascendente que es toda vida que no se malogra. Le recordaba yo las palabras de Pablo, y no porque él las hubiera olvidado, que bien las sabía, sino que, por el peso de esa larga enfermedad que es la vejez, se quejaba de sus dolencias y limitaciones: “Mientras esta morada terrenal en la que habitamos se va desmoronando, se nos prepara una mansión incorruptible, no hecha por mano de hombre, que nos aguarda en el cielo”.  Y me decía: “En efecto, así es. Tienes razón”. Yo estaba seguro que, mientras la enfermedad y el tiempo iban carcomiendo la morada terrenal, su cuerpo físico, al mismo tiempo, en el cielo, se le...

Read More

El Cuerpo y la Sangre de Cristo.

    Memoria, presencia y espera   ¿Qué cosa hay más bella y más íntima, que sentarse a la mesa con los que amamos? Todos tenemos esta experiencia vital en la medida en que todos procedemos de una familia, en la medida en que todos conocemos el don de la amistad. Todos nos hemos sentado a la mesa como amigos alguna vez, y hemos departido, charlado y arreglado muchas cosas. A veces hasta queremos arreglar el mundo. Qué hermoso es ver a los hermanos reunidos entorno a la mesa, reza un salmo. Y la experiencia es todavía más rica si ésta comida sella un acontecimiento de familia presente o también pasado que permanece vivo en el recuerdo. Esto nos ayuda a entender la Eucaristía que rima la vida cristiana, en especial el domingo, (Domingo sin misa no es domingo), pero que éste día, día del Corpus, se celebra en un acentuado clima de fiesta y de alegría.   La iglesia, la comunidad de Jesús, los creyentes, se han reunido siempre, desde que la comunidad (Iglesia), existe, hasta que exista, en torno a la mesa para dar cumplimiento al mandato de Jesús: “Hagan esto en memoria mía”. La Iglesia vive de la Eucaristía. La Eucaristía es la fuente y el cúlmen de toda la vida cristiana, lo sabemos bastante bien. En un retiro, que tuve la fortuna de presidir, hablé...

Read More

XI DOMINGO “A”

  Ex.19,2-6; Sal. 99; Rom.5,6-11; Mt.9,36-10,8.   Ex.19,2-6. Un reino de sacerdotes – Dios comunica a Moisés la intención de hacer una alianza con el pueblo de Israel. Desde ese momento, desde aquella palabra proferida, la existencia de Israel se desarrolla como un ininterrumpido diálogo de Dios con su pueblo para que se cumpla, con la paciencia de siglos, el proyecto de Dios. Ha dejado de ser un rebaño errante y sin pastor, tribus nómadas, para convertirse en un “pueblo”, fruto de un pacto, que se compromete a observar los mandatos de Dios y ser, así, «un reino de sacerdotes, una nación santa». El pacto se articula según el esquema típico de toda alianza: el compromiso del hombre y la promesa de Dios. Así nace el pueblo de Dios. Sal. 99.-  Se trata de un salmo procesional; se usa también para abrir el Oficio de Lecturas. Tal vez el pueblo respondía, a la manera de antífona, a las repetidas invitaciones a la alabanza: “El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades”.  El salmo invita al culto que es en lo que consiste el servicio al Señor. Este servicio no es esclavitud, y se ha de ofrecer con alegría. Música, canto, procesión, son expresión ritual de esta actitud interna de servicio: la expresan y la alimentan. Rom.5,6-11 – La obra redentora de Cristo –...

Read More

Suscríbete por correo

Únete a otros 103 suscriptores

Comentarios recientes

Santoral

El Santo de hoy es
San Guillermo