La Vergüenza de México.

 

“La vergüenza de México”, así calificó el presidente de la República la situación de pobreza que vive el País. Al referirse a 40 millones de pobres, de los cuales 26 se encuentran por abajo de niveles de la pobreza y están sumidos en una pobreza extrema, en una miseria total; añadiendo a esto el número de niños que trabajan, dijo que era una vergüenza para México esta situación, que era intolerable y que debía ser combatida a fondo. Para este fin, ordenó a X le presentara un programa para enfrentar esta situación extrema y vergonzosa para el país.

A este problema ya hemos hecho alusión en otros artículos. Las peores mentiras son las verdades a medias, personalmente me inclino a creer que son más de 40 millones los que viven en situación grave de pobreza. De la misma manera, lo más contradictorio de la situación mexicana, y tal vez lo que la hace más vergonzosa y sospechosa es que es un país inmensamente rico. Véase solo el gasto destinado al financiamiento del complejo político nacional, desde financiamiento de partidos hasta el monto destinado al racimo de organismos electorales. Este dato tiene asombrados a los observadores internacionales que no están a sueldo de ninguna institución monetaria mundial.

Hace unos días nos han informado también que capital privado será invertido en algunos organismos paraestatales, sobretodo una dependencia oficial que tiene el primer lugar en quejas por abusos dado que se ha declarado incompetente para responder a los retos de servicio de un futuro inmediato. También nos hemos enterado de la importación estratosférica de maíz ante la insuficiencia y e ineficiencia del campo mexicano. También he escuchado por ahí que el campo mexicano está en una crisis total. Estos y muchos elementos más nos confirman en la idea de la existencia de una quiebra muy grave del país. Y la pregunta que cae por su propio peso es ¿Quiénes son los responsables de esta quiebra? Si aplicamos la más elemental lógica sabremos que los responsables son los administradores de la Cosa Pública. Por mucho menos que esto, en otros países son depuestos los Parlamentos. Ser un país que está, en promedio, en cuarto de primaria, ¿Será causa o consecuencia de esto?

No obstante este panorama, el señor X, ha afirmado categórica y tranquilamente, con el tono propio para la ocasión, que México está, como nunca en la mejor posición para afrontar el problema de la pobreza: “Absurdo es criticar nuestras fortalezas (sic) porque existen rezagos. Absurdo es también ver nuestras debilidades. (doble sic). Como nunca, México está en la posibilidad de resolver la pobreza, la marginación y más nos vale entenderlo”. Sobre todo esta última frase me fascinó; “Más nos vale entenderlo”.  Cabe añadir que el programa se refiere solamente a este año, o sea que para el próximo ya veremos.

Además, en la situación política actual, aunque la caballada está flaca, se ha echado a retozar, lo que da a todo esto un tinte medio raro, un cierto olorcillo, que el presidente de la república se apresuró a desmentir cuanto antes para frenar a los mal pensados, al decir que el combate a la pobreza, a la marginación, etc., etc., no era ni paternalista, ni populista, ni clientelista y mucho menos cuestión de partidos.

Ante este panorama, bien caben algunas preguntas, algo así como una tarea. ¿Vergüenza de quién? ¿Del país o de los que lo administran? ¿Ha pensado usted que un solo municipio de Tabasco, por ejemplo, Comalcalco, tiene más pozos petroleros que toda la Europa Occidental? ¿Lleva usted cuenta, amable lector, del nombre que en cada sexenio se le ha dado al combate a la pobreza, al hambre, a la miseria? ¿Se acuerda usted de aquellos promocionales, al final del sexenio Salinista, titulados “hechos que generan progreso”? ¿No los recuerda? Las pampas argentinas o las planicies norteamericanas o canadienses se veían chiquitas comparado con lo que se había logrado en México según los promocionales aquellos. Habíamos pasado al primer mundo. ¿Podemos ser optimistas, podemos creer de nuevo en un programa semejante, hoy que por añadidura la situación internacional, vía el nuevo liberalismo, los mercados globalizados y cosas de ese jaez, han puesto su nada despreciable contribución para el aumento de la pobreza y concentración de la riqueza a niveles mundiales?

Hay otro hecho que debemos tener presente cuando hablamos de la pobreza en México; y voy a utilizar las palabras de Juan Pablo II en su visita (1999), a nuestro País: “el fenómeno de la corrupción invade lamentablemente grandes espacios del tejido social de algunos pueblos, sin que quiénes sufren sus consecuencias tengan siempre la posibilidad de exigir justicia y responsabilidades. El individualismo empaña también la vida internacional de modo que los pueblos poderosos pueden serlo cada día más y los pueblos débiles son cada vez más dependientes” (discurso al Cuerpo Diplomático).

En alguna otra de sus alocuciones el Papa afirmaba la necesidad de evangelizar los ambientes políticos y económicos, a fin de que personas evangelizadas, salidas de las parroquias, (¡¿?!) manejaran el erario público. Por esta razón me atrevería a sugerir al Eminentísimo Cardenal Carrera Rivera que invitará a un retiro de evangelización al Gabinete Económico del Presidente, junto con él, y de igual modo a todos los “adelantados” para la sucesión presidencial. Sería sumamente interesante verlos a todos ellos, empeñados en un proceso de conversión cristiana, incluido el Cardenal.

Esto se antoja imposible, dulce quimera, por lo tanto pienso que la solución es afianzar los procesos democráticos del país y el principio de rendición de cuentas. Termino con una cita al respecto del documento “Ecclesia in America” que habla de la necesidad de la conversión de los cristianos en el Continente: “Convertirse al evangelio para el pueblo cristiano que vive en América, significa revisar todos los ambientes y dimensiones de su vida, especialmente todo lo que pertenece al orden social y a la obtención del bien común. De este modo particular, convendrá atender a la creciente conciencia social de la dignidad de cada persona y por ello, hay que fomentar en la comunidad la solicitud por la obligación de participar en la acción política según el evangelio”. (27). Si la jerarquía católica continental entiende estas palabras, sabrá lo que tiene que hacer ante la realidad político-social de América.

Estimado y paciente lector, del baúl de los recuerdos saqué este artículo, que acaba de leer, escrito para El Diario el 11 de Febrero de 1999; para darle fluidez al texto omití los nombres precisos del momento y me atreví a señalar a Esteban Moctezuma como el X, el que dijo que más nos vale entenderlo. (Que el gobierno desaparecerá la pobreza en México). El artículo periodístico tiene la gran virtud de captar el momento con todo su color y su circunstancia, en vivo, y adquiere por ello un valor histórico. El artículo periodístico es material de historia. Su página editorial, es lo mejor de un periódico. Así, el periodismo, adquiere todo su valor. ¿Qué podríamos agregar a este artículo escrito hace 16 años? Lo único que podríamos decir es que el problema, no solo no se ha solucionado sino que ha empeorado, la pobreza se ha disparado de nuevo, tal como nos la han demostrado las estadísticas, y más nos vale entenderlo. Solo que hay un nuevo factor de desestabilización. En este ínterim ha aparecido el fenómeno del crimen organizado. El País publicaba este miércoles un nada favorable artículo sobre la violencia en México en el que afirma que en los últimos 7 años, México ha tenido más muertes debido a la violencia que la guerra de Irak y Afganistán juntas. Habla de 164 mil víctimas. Usted y yo intuimos que son más. Simplemente no sabemos cuantas tumbas clandestinas existen. El problema de la violencia, el problema del campo, el problema de la educación y la pobreza, están presentes en nuestra patria. Y más nos vale entenderlo.

Saqué este viejo, – y por desgracia, actual -, artículo del susodicho baúl dado que recibimos un SOS del padre Raúl Vega que a la letra dice: “Solicito apoyo con agua potable. Hay situaciones lamentables en el territorio de la parroquia. Se solicitan asimismo artículos de limpieza. Niños que están sufriendo por enfermedades gastrointestinales muy severas. Colonias con agua contaminada. El agua que llega a la zona no pocas veces se destina a las pequeñas granjas donde se crían animales. Cierto, los animalitos tienen sed pero también los niños tienen sed y están enfermos”.

Esto no está sucediendo en un país centroafricano o en un campamento de refugiados en Medio Oriente. Esto sucede al sur Cd. Juárez en la zona llamada Kilómetro 20. Es esa zona, parece, se presume, quién sabe, que una empresa que fabrica dulces, tira los deshechos por el rumbo de Sta. Elena, con gran molestia de los habitantes de esa deprimida población.

Más actual, Beltrones, en su marcha triunfal, dijo a los jóvenes de su partido, este jueves, “que hay que llevar las reformas del presidente Peña Nieto hasta el final; que vuelen alto. Enfrentar el raquítico crecimiento económico del país y luchar contra la pobreza a la que parece estamos condenados. Que todas la familias tengan lo necesario para subsistir”. Como dijo Clavillazo: “!ah, ta’gueno!

Tenemos mucho en qué pensar. Y mucho que hacer.

NB. El nuevo rescate de Grecia asciende a 85 mil millones de euros; Grecia tiene una población de 11.03 millones. ¿Usted se explica esto? Y solo es darles soga para que ahorquen. Prestarles para que paguen. ¿Cuánto más nos aguantará México?