EL JUDÍO SAM MILLER ESCRIBE SOBRE LOS CATÓLICOS

Partes de un artículo escrito por un no católico, Sam Miller, prominente hombre de negocios judío, de Cleveland:

¿Por qué los periódicos realizan una venganza contra una de las instituciones más importantes que tenemos hoy en los Estados Unidos, es decir, la Iglesia Católica?

Ustedes saben que la Iglesia Católica educa 2,6 millones estudiantes cada día, a un costo para la Iglesia de US$10 billones, lo que representa un ahorro para los pagadores de impuestos de US$18 billones. Los que continúan estudios de grado representan el 92%. La Iglesia tiene 230 universidades en USA, con una población de 700,000 estudiantes.

La Iglesia Católica tiene un sistema de organización de no lucro de 637 hospitales, que cuenta 1 por cada 5 personas en tratamiento hospitalario, no solo católicos, en USA hoy.

Pero la prensa es vindicativa y trata de denigrar completamente de la Iglesia Católica, en todo sentido en este país.

Ellos le han echado la culpa a la Iglesia Católica de la enfermedad de la pedofilia, que es tan irresponsable como culpar a la institución del matrimonio, del adulterio.

Permítanme darles algunos datos que los católicos deben saber y recordar. Por ejemplo, el 12% de 300 clérigos protestantes encuestados, admitieron haber tenido sexo con un miembro de su Iglesia; el 38% reconoce haber tenido algún contacto sexual inapropiado, en un estudio de la Iglesia Unida Metodista 41,8% de mujeres clérigos reportaron comportamiento sexual no deseado, 17% de mujeres laicas han sido acosadas sexualmente. Mientras que el 1.7% de los clérigos Católicos han sido encontrados culpables de pedofilia, el 10% de los clérigos Protestantes han sido hallados culpables de pedofilia. Este no es un problema católico. Un estudio realizado de los sacerdotes católicos en los Estados Unidos muestra que la mayoría son felices de ser sacerdotes, y más de lo que hubieran esperado serlo, y si se les diera una segunda oportunidad hubieran escogido ser sacerdotes, aun en frente de esta situación infame que la Iglesia está recibiendo.

La Iglesia Católica está sangrando por heridas internas. La agonía que la Iglesia siente y sufre no es necesariamente culpa de la Iglesia. Ustedes han sido heridos por un pequeño número de sacerdotes descarriados, que seguramente ya han sido despedidos.

Caminen con su frente en alto. Siéntanse orgullosos de pertenecer a la organización no gubernamental más importante de los estados Unidos. Recuerden lo que dijo Jeremías: “Deténganse en los caminos, miren y busquen las rutas antiguas, donde están las sendas correctas y escojan seguir por ellas, y encontrarán descanso para sus almas”. Estén orgullosos de dar testimonio de su fe con reverencia, y conozcan lo que su Iglesia está haciendo por otras religiones.

Siéntanse orgullosos de ser Católicos.