“Quebrar la vara del Violento”

Is. 9,3

 

 

Amado Padre Celestial,

Llenos de confianza acudimos a Ti, creyendo

firmemente que vendrás al auxilio del pueblo

ecuatoriano y mexicano…

Mira el sufrimiento que causa la violencia y la maldad

e intervén con tu poder para debilitar al maligno.

Quiebra Tú la vara del violento, y quítale su dictadura

sobre las almas.

Danos la gracia para ofrecer resistencia espiritual

contra el mal. Permítenos acoger más profundamente

el regalo de la fe y ponerlo en práctica.

Convierte con nuestras oraciones a los que están lejos

de Ti y esclavizados por el pecado, para que juntos te

reconozcamos, te honremos y te amemos como

nuestro Padre Celestial, te lo pedimos por Jesucristo

Nuestro Señor. ¡Amén!

 

Campaña contra la violencia.

Orar cada día un Padre Nuestro,

un Ave María y tres Glorias.