Sabiduría 6

1 – ¡Escuchen, reyes, y comprendan! ¡Aprendan, jueces de los confines de la tierra!
2 – ¡Presten atención, los que dominan multitudes y están orgullosos de esa muchedumbre de naciones!
3 – Porque el Señor les ha dado el dominio, y el poder lo han recibo del Altísimo: él examinará las obras de ustedes y juzgará sus designios,
4 – Ya que ustedes, siendo ministros de su reino, no han gobernado con rectitud ni han respetado la Ley ni han obrado según la voluntad de Dios.
5 – Él caerá sobre ustedes en forma terrible y repentina, ya que un juicio inexorable espera a los que están arriba.
6 – Al pequeño, por piedad, se le perdona, pero los poderosos serán examinados con rigor.
7 – Porque el Señor de todos no retrocede ante nadie, ni lo intimida la grandeza: él hizo al pequeño y al grande, y cuida de todos por igual,
8 – Pero los poderosos serán severamente examinados.
9 – A ustedes, soberanos, se dirigen mis palabras, para que aprendan la Sabiduría y no incurran en falta;
10 – porque los que observen santamente las leyes santas serán reconocidos como santos, y los que se dejen instruir por ellas, también en ellas encontrarán su defensa.
11 – Deseen, entonces, mis palabras; búsquenlas ardientemente, y serán instruidos.