La ONU ha lanzado una terrible acusación a la Iglesia Católica: la colaboración con ‘cientos de miles’ de niños violados por sacerdotes, el permitir la tortura de esos niños y el ser una organización religiosa anacrónica. Con estas acusaciones resulta increíble la ligereza y la falta de seriedad de la ONU que durante décadas tuvo un noble objetivo, pero que hoy se ha vuelto inútil y, además, dañina. ¿Qué ha hecho la ONU para ayudar a resolver las crisis de Ucrania, Siria y Venezuela? Si hoy existe una organización en el mundo que ha hecho algo por erradicar la pederastia es la Iglesia católica. La ONU se aprovecha de los casos de abuso sexual que ha habido dentro de la Iglesia, para hacerle el mayor daño posible con el desprestigio. ¿Por qué? Porque la ONU sólo está al servicio de quienes tienen el poder y el dinero, y que son quienes quieren establecer un nuevo orden mundial, ateo y laicista, cuya resistencia más fuerte es el catolicismo.