• Los hechos no existen

    Los hechos no existen………

     

    existen las interpretaciones. Con esta frase poderosa Nietzsche  dice que los hechos necesitan ser interpretados, de lo contrario su significación, su mensaje, se pierde. La interpretación los desdobla y los hace digeribles para el entendimiento. Se trata de una condición indispensable, sin la cual nos condenamos a un activismo sin sentido y a cometer siempre los mismos errores. La frase tiene el valor de la síntesis, de la formulación feliz y adecuada; más que de un verdadero descubrimiento nos recuerda la importancia de interpretar; o leer los acontecimientos. Cuando esto se olvida, la historia se convierte en un libro sellado con siete sellos; es un principio inequívoco de decadencia. Entonces, quedamos reducidos a una serie de luchas elementales por la simple sobrevivencia.

     

    Los acontecimientos, aún los más determinantes, pasan de largo ante nuestros ojos con su carga de advertencia, su monición, su mensaje, cuando caen en una sociedad que, por las razones más diversas, no puede ya reflexionar sobre ellos; no puede o, peor aun, no quiere volver sobre ellos, observando la actitud de  quien voltea la cabeza creyendo que, así, el peligro desaparece. Creo que Dios no quiere que México se pierda, los que vamos a perder a México somos los mexicanos si no tenemos la capacidad de interpretar los hechos admonitorios.

     

    Los hechos no existen, lo que existe es la interpretación. Se del reto a la inteligencia creativa para que descifre el enigma que los hechos comportan. De lo contario, los hechos sólo sirven como material para “noticieros”.

     

    Pero creo que, en nuestro caso, no se trata de una “superficialidad – o ligereza -, metafísica”, sino de una superficialidad a secas. Por ello bajemos a lo “terriblemente cotidiano” del acontecer para ver si hemos perdido, – si bien, nadie puede perder lo que no ha tenido -, o no, nuestra capacidad de interpretar los hechos. He aquí algunos hechos que esperan interpretación.

     

    1.- La madre mexicana adolescente. México ocupa el primer puesto en este tipo de embarazos de la OCDE. Uno de cada cinco partos es de menores de edad.

     

    En México se producen alrededor de 30 partos diarios en los que la madre tiene menos de 15 años. El 10 de mayo se celebra su día y se recuerda que muchas de ellas dejaron de estudiar, que no tuvieron acceso a los servicios básicos de salud, que son pobres y que, según señala la organización Save the Children, es muy probable que sigan siéndolo también sus hijos.

     

    México es el país de todos los miembros de la OCDE que presenta las cifras más altas de embarazo adolescente. Los datos se vuelven más estructurales cuando se tratan las edades entre 15 y 19 años: casi medio millón de embarazadas sin que apenas varíe con los años. Uno de cada cinco nacimientos que se producen en México cada año es de una mujer menor de edad. Entre 2013 y 2014 se registraron casi 400 partos en niñas de 10 años.

     

    “Esto es especialmente grave puesto que se puede asumir que en la mayoría de los casos estos embarazos son producto de la coerción y la violencia sexual”, apunta el Save the Children en su informe, quien critica que los datos gubernamentales sobre estos delitos no contemplan a la población de esta edad.

     

    “Hay mayores riesgos para su salud, ya que no cuentan con el desarrollo físico adecuado, tienen dos veces más probabilidades de morir por complicaciones en el embarazo o el parto que las mujeres adultas, así como la probabilidad de tener un nacimiento prematuro y que el bebé nazca con bajo peso”, señala el informe. Las muertes por este concepto son muy altas. Se debe añadir que, no solo actúa en contra el desarrollo incompleto del cuerpo, también están la deficiencia psicológica y económica.

     

    La mayoría de este tipo de gestaciones no es deseada, seis de cada 10. Pero la organización explica que para muchas el aborto no es una opción. “Los datos indican que en los sectores más humildes y en las zonas rurales es donde hay menor índice de interrupción”, apunta. Y es ahí donde ocurre la mayoría de los casos. Los índices más altos los presentan cuatro de los Estados con mayor presencia del crimen organizado: Coahuila, Chihuahua, Durango y Sinaloa.

     

    Es un hecho que los embarazos adolescentes ocurren principalmente en los hogares más pobres y entre las mujeres con “nulas alternativas de desarrollo personal”, observa el informe. El embarazo adolescente es un reflejo de la desigualdad del país. El 60% de ellas pertenece a familias de bajos ingresos y su situación sólo empeora por la incapacidad de acceder a los servicios de salud para ella y para su hijo, así como a una educación, a una alimentación saludable y a cualquier oportunidad de desarrollo. Es lo que la organización llama “reproducir el ciclo de la pobreza”, es decir, que los pobres seguirán siendo más pobres. Y las mujeres, además, menos libres.

     

    2.- Los casos de desaparición forzada en México, al nivel de Siria. El número de casos de desaparición forzada en México tiene niveles similares a países que han experimentado guerra civil y violencia política como Siria y Paquistán. Los Estados más afectados son Guerrero, Veracruz y Tamaulipas, todos con altos niveles de inseguridad debido a la presencia del narcotráfico en sus territorios. Pese a este panorama, en el país no se cuenta con un sistema nacional de búsqueda de personas desaparecidas que garantice la verdad, justicia y reparación del daño a las víctimas, expone un informe del Senado.

     

    3.- La deuda de México sube a 47.6% del PIB. Al cierre de marzo la deuda suma 8 billones 784 mil 226 millones de pesos, ya era el equivalente al 47.6% del PIB de acuerdo con SHCP. ¿En qué se habrá gastado o esfumado tal cantidad?

     

    4.- Gasolineras venden más de lo que compran. Y aquí una de dos: o no despachan litros de a litro o están comprando por fuera. Las autoridades mexicanas, dice la nota, detectó que en algunas gasolineras del país hay diferencia en el volumen que facturan por ventas y el que declaran comprar, lo que evidencia el ilícito por el despacho de litros incompletos, dijo una alta directiva de la Secretaría de Economía que responde al nombre de Rocío Ruíz. De aquí el anuncio surrealista: “Aquí despachamos litros de a litro”. Y hay otro que aparece en un promocional en una cadena de supermercados local: Anuncia el muslo y la pierna de pollo a tal precio aclarando que a dicho producto “no le han inyectado agua”. Elemental, se inyecta agua, se congela el pollito y vendemos agua a precio de pollo. Aquí no discutimos la calidad del agua que se inyecta al polluelo.

     

    5.- En cuatro meses dan a los partidos (políticos), en México, casi 4mmdp. Flavio Galván aseguró que lo que va de este año, (5 meses), se han destinado más de 232 millones de dólares (3 mil 985 millones de pesos) al financiamiento público de los partidos.

     

    6.- Gobiernos al estilo Maduro o de la dinastía Kirchner o el Rousseff. Llamativo caso, éste. Sudamérica mira hacia Brasil con incertidumbre. El caso de estas damas es muy ilustrativo. El proceso de destitución de Rousseff ha propiciado una cascada de reacciones de los líderes regionales. Pero en ambos casos, los ciudadanos han hecho sentir su peso y, políticos ha habido, que han hecho honor a su oficio. Ahora Cristina está rosando las puertas de la prisión. Las cabezas son contundentes: “Auge y caída del Partido de los Trabajadores”; “El ocaso de los dioses de las izquierdas latinoamericanas”. Krause alerta sobre “sobre la descomposición moral de México y el riesgo del “caudillismo” de López Obrador”.

     

    7.- Las erráticas políticas de los países americanos, ha puesto en acción la codicia y el poderío económico de China que está dispuesta a comprar, y tiene con qué, Continentes, como lo acabamos de ver en Australia. Es muy grande el poderío chino. Una nota en NYT tiene un llamativo encabezado: “Préstamos en China inflan bienes raíces y el huevo”. Esto resulta interesante. La avalancha de préstamos, dice la nota, que ha hecho China ha enviado dinero a las partes más inesperadas de la economía. Esto incluye el mercado financiero en Dalian, en donde los inversionistas pueden apostarle a la futura productividad de las gallinas. O sea, que en China hasta las gallinas tienen que jalar parejo y hacer lo suyo: poner huevos.

     

    8.- El caso español es una ilustración del exceso de democracia. La sociedad se pulverizó en partidos, algunos manejados por arribistas, ocurrentes o amateurs. De nueva a la urnas con la posibilidad de que el tablero quede igual. Bueno, después de todo, es parte del genio español.

     

    9.- El güero Trump se llevó entre las espuelas a su propio partido. Ahora podemos esperarlo todo. La psicóloga suiza Elisabeth Kübler-Ross tiene un buen parámetro para medir el proceso de estos casos. Con Trump, las élites han pasado por las famosas cinco etapas del duelo que categorizó la susodicha psiquiatra suiza: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Primero despreciaron el fenómeno Trump. Después le atacaron, a veces con sus propias armas retóricas. Buscaron sin éxito alternativas. Y cayeron en la melancolía por los malos resultados que podía traerles. Finalmente, llega la hora de asumir que él es el candidato inevitable. La única reacción posible, que también es un poco deprimente, es la de Fox enarbolando el dedo medio con dedicatoria a Trump.

     

    Mis queridos amigos analistas cafeteros y madrugadores pueden dedicar su tertulia mañanera a interpretar cualquiera de los hechos referidos.

     

    Fuente: El País, El Diario, NYT, y no sé cuántos más.

Los comentarios están cerrados.